El hipócrita más grande de la historia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

Cuando pensaba que nada más podría sorprender al desinformado pueblo colombiano, retumbaron por doquier las palabras de uno de los más grandes hipócritas de la historia.

Me refiero al "ilustre político académico" Antanas Mockus. Así es como ciertos intelectuales frustrados acostumbran a llamar a este señor. No entiendo por qué.

"Yo les ayudé a unos y a otros, soy culpable por omisión, les guardé secretos y recursos, además les traduje", dijo descaradamente mientras era entrevistado por algunos periodistas que siguen su juego macabro. Qué cinismo, con Dios y con el diablo al mismo tiempo.

Lo importante del asunto es que por fin aceptó haber sido militante del grupo guerrillero y, durante su militancia en las toldas de la subversión, utilizó ciertos recursos para hacer cédulas falsas a los criminales.
Aún no entiendo cómo permitimos que personajes de este tipo -igual que cientos de militantes de las Farc que se encuentran camuflados en las alcaldías, las gobernaciones, el congreso, las altas cortes y diferentes dependencias del Estado- engañen al pueblo colombiano y nadie, absolutamente nadie, sea capaz de desenmascararlos.

Solo hasta ahora, cuando la conciencia ennegrecida que le atormenta en las noches extendidas de su madurez le exige claridad, es que el "prestigioso pedagogo" se molesta en declarar lo que ya todos conocían.

Afortunadamente, el velo que cubre los ojos de miles de colombianos que creen las palabras bonitas de los corruptos comienza a caer.

Esperemos ahora que la justicia actúe con mano dura para que esto no quede en el aire. Porque no se puede aceptar que los amigos del terrorismo, provenga éste de donde provenga, continúen haciendo de las suyas.

Si se condena a un padre porque indebidamente toma un pan para dar de comer a sus hijos, ¿por qué no se hace lo mismo con los bandidos que promueven las acciones asesinas de la guerrilla?

¿Acaso la justicia es únicamente para los de ruana? No lo creo. Si la ley existe verdaderamente, entonces que a todos se juzgue por igual.

Ahora entiendo porque el interés manifiesto de Mockus, Piedad, Petro, Robledo, Cepeda y otros más que tiran la piedra y esconden la mano, para que los asesinos de las Farc no cumplan condena alguna por crímenes de lesa humanidad. Justamente así, a ellos también les perdonaran sus fechorías.

Lo preocupante del asunto es que con este señor seguramente no pasará nada. Para que lo sepan los colombianos ya están tratando de confundir a la opinión pública con el cuento de que esto no es una confesión, sino una de sus famosas estrategias pedagógicas. Qué vaina, decir semejante estupidez.

Para lo que enseña el doctor Mockus mejor sería que no existieran maestros en el mundo, porque terminaríamos todos mostrando la nalga o echando agua en la cara a los vecinos.

Y de raro no tiene nada que la costumbre de arrojar ácido a las personas haya sido copiada de la actitud ociosa del Lituano.

Publicidad