La población carcelaria y los derechos humanos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Manjarrés Fontalvo

José Manjarrés Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: [email protected]

Colombia es un estado social de derecho y como principio especial fundada en el respeto de la dignidad humana, garantizando la efectividad en los derechos y deberes consagrado en la Constitución Nacional; a si mismo las Autoridades están instituidas para proteger a todos las personas residente en Colombia, en sus vida, honra, bienes y creencias entre otras, hoy podemos decir desde esta tribuna académica sin temor a equívocos, que la eficacia de las normas resultan afectadas si estas no forman parte de las convicciones de los funcionarios obligados a cumplirlas y hacer cumplir; los derechos de las personas privadas de la libertad encuentran su principal soporte en el principio del respeto a la dignidad humana, como también poseen derechos porque como seres humanos conservan integra su dignidad; postulado que prima sobre cualquier criterio que pretenda quebrantarlo o menoscabarlo, los Organismos Internacionales en materia de DD-HH Y DIH han venido plateando que esta población que hace parte del Enfoque Diferencial por su condición y características, su única excepción de las limitaciones que serán evidente necesaria por el hecho del encarcelamiento, no los privan de seguir gozando de los derechos humanos y libertades consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos cuando el estado de que se trate sea parte, como en el Pacto Internacional de Derechos Económico, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como lo es Colombia, quienes señalan que todos los reclusos tendrán derechos a participar en actividades culturales y educativas encaminadas a desarrollar plenamente la personalidad humana, así mismo enseña de abolir o restringir el uso de aislamiento en celda de castigo como sanción disciplinaria y se adelantara su abolición y restricción, prohibición encaminada a la tortura, tratos o penas crueles inhumanos y degradantes , acceso a los servicios de salud de que disponga el país , sin discriminación jurídica, violaciones estas graves a los derechos Humanos; política pública que todos los estados parte de acuerdo a la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles deben tomar medidas efectivas para prevenir los actos de torturas en todo el territorio bajo su jurisdicción que fortalezcan la protección de las personas, privadas de la libertad y el pleno respeto de sus derechos humanos y en complemento con la medidas Nacionales. "La paz esta cerca"

Más Noticias de esta sección

Publicidad