Una conversación nacional

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Quedó demostrado que 29% de la población colombiana no quiere continuar en el paro; mientras, que el 71% quiere que todo regrese a la normalidad y que todo ojalá acabe pronto, porque los daños y pérdidas económicas que sufren, más que todo, los comerciantes, son multimillonarias y no hay quien asuma estas consecuencias.

Los organizadores de las marchas no quieren responder por estos daños que son todos causados por ellos, ya que siguen convocando a esta actividad a pesar del entendimiento que hay en la mesa de negociación, que busca la normalidad y el beneficio y el provecho para las dos partes negociadoras. El resto, lo que quieran hacer, es un ruido que debe tener responsables que paguen de su propio bolsillo y con sus recursos económicos los daños que causan los vándalos cada vez que quieren caminar, afectando a todos, desde los trabajadores, hasta las empleadas de servicio, hasta las misma autoridad.

El presidente Duque, pidió a los líderes de las manifestaciones contra el Gobierno que se sumen a la “Conversación Nacional” que convocó, ante las millonarias pérdidas comerciales que ha habido en el país desde que comenzaron las manifestaciones. Si entre todos se escuchan y llegan a sentarse en una mesa de entendimiento en medio de una democracia vibrante y con instituciones, seguramente se llegara a un entendimiento, sin causar detrimento en el patrimonio de los demás, que no tienen ‘velas en este entierro’ y que se quieren salir de este problema; hay que respetar a las personas que no se quieren ver involucradas en estas manifestaciones.

No puede ser que se haya perdido un billón de pesos en ocho días, porque esos son los ingresos de comerciantes humildes, de familias trabajadoras y abnegadas que se han visto afectados por la decisión de alguno de crear unas marchas llenas de vándalos y desadaptados que ya llevan esta considerable suma de dinero, que nadie asume.

En ese sentido, la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, alertó que ese sector pierde en promedio 150.000 millones de pesos; al respecto el Gobierno entiende que todas las expresiones ciudadanas se escuchan, pero también es consciente de que no puede haber más pérdidas en la economía y que alguien debe responder y no es precisamente el Gobierno.

Lo que se quiere es que los jóvenes sientan que la única forma de ser escuchados es a través de la protesta; por eso, la gran ‘Conversación Nacional’ es para que todos puedan expresar sus propuestas y que las propuestas sean escuchadas constructivamente, sin imposiciones, sin exigencias, sin ultimátums. Los sindicatos y movimientos sociales que convocaron las manifestaciones rechazan enfáticamente las reformas laboral, tributaria y del régimen de pensiones que aseguran prepara el Gobierno, así como un plan de privatizaciones y la falta de compromiso con el acuerdo de paz con las Farc, entre otras causas, que han sido motivo de circulación en redes sociales causando una desinformación al respecto, ya que con suficiente claridad el gobierno ha dicho que estas situaciones no van a suceder.

Las pérdidas de vida es lo más lamentablemente; el jefe de Estado ha explicado que la violencia en las manifestaciones, han dejado 390 civiles y 379 uniformados heridos, así como un muerto: el joven Dilan Cruz que falleció por un proyectil disparado por el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad de la Policía.

No puede ser que se vea cientos de policías heridos por vándalos y por pillos; a todos nos duelen los incidentes de violencia, como también el caso de Dilan, que no debe volver a presentarse, como tampoco, el ataque a los hombres y mujeres que representan a la Fuerza Pública.

Más Noticias de esta sección

Publicidad