Fortalecer controles para brindar seguridad

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

Los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Panamá, Laurentino Cortizo, ratificaron la hermandad de los países en un memorando de entendimiento para fortalecer los controles migratorios en la frontera con el objetivo de reforzar la seguridad de ambos países.

Ambos jefes de Estado coinciden en  fortalecer los controles migratorios en la frontera terrestre ya que es fundamental para la seguridad binacional porque en esa zona hay presencia de mafias de tráfico de personas. Vale la pena recordar que ambos países comparten una frontera terrestre de 266 kilómetros en el Tapón del Darién, donde operan grupos guerrilleros y bandas criminales como el Clan del Golfo, grupo heredero del paramilitarismo dedicado principalmente al narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal.

El Darién, que es el único punto del continente donde se interrumpe la carretera Panamericana, es un territorio inhóspito y es usado por el crimen organizado también para el tráfico de migrantes; por esto es importante tener las convenciones binacionales de frontera no solamente activadas, sino mejores puestos y mecanismos de control fronterizo, mucho más cuando se ha visto que hay mafias de tráfico de personas que han tratado de acechar la zona limítrofe.

Uno de los puntos para destacar es que se acordó establecer un gabinete binacional que será el más alto mecanismo de relacionamiento, dialogo político y coordinación de políticas públicas entre ambos países y con esto se marca un hito en la relación bilateral, pues el gabinete tendrá indicadores, metas en los distintos sectores, que serán evaluadas periódicamente por ambos presidentes y que afianzará la relación entre ambos países. Sobre el tema comercial, un punto álgido en las relaciones entre ambos países,  es conveniente revisar y profundizar los rubros cubiertos por el actual acuerdo comercial de alcance parcial vigente entre ambos países.

En años recientes han surgido disputas comerciales por los aranceles que Colombia aplica a las reexportaciones de textiles y calzados desde la Zona Libre de Colón, ZLC. Ese conflicto arancelario ha hecho que Panamá tenga suspendida la ratificación de un Tratado de Libre Comercio, TLC, con Colombia.

Los colombianos y sobretodo los exportadores tienen esperanza en la comunicación fluida entre ambos mandatarios, que además es de respeto y de dos vías y valoran que ambos países tienen muchas más similitudes y muchas más coincidencias, por lo que las diferencias que hay se van a resolver de manera bilateral como debe hacerse entre dos muy buenos vecinos y esto lo ratica el hecho de que la última vez que un presidente panameño estuvo en Colombia fue en marzo pasado, cuando el entonces mandatario Juan Carlos Varela, se reunió con Duque para estrechar lazos comerciales y de seguridad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad