La resolución de la Unión Europea

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

El 19 de septiembre pasado, se produjo ciertamente un hecho de suma importancia cual es la resolución de la Unión Europea mediante la cual se condenan los genocidios, asesinatos en masa y deportaciones tanto del nazismo como del comunismo.

El resultado de la votación en el Parlamento Europeo, sin duda, fue apabullante. 535 votos a favor, 65 en contra y 52 abstenciones y colocaron por primera vez en el mismo nivel de criminalidad al comunismo y al nazismo.

Ambos regímenes cometieron las peores atrocidades humanas; en los campos de concentración todo era tortura, vejámenes y crueldad. En fin, nunca en la historia de la humanidad unas poblaciones habían tenido tantos padecimientos.

Este ha sido un tema que se ha ventilado y debatido desde hace mucho tiempo, prácticamente a partir de la caída del muro de Berlín, desde hace 30 años. Pero hasta ahora hubo un pronunciamiento europeo verdaderamente contundente. Es una resolución de trascendencia histórica; sin embargo, ha pasado desapercibida para la gran mayoría de los medios de comunicación del mundo. En este silencio han contribuido los marxistas que no querían ni permitían que se les comparara con los nazis y por el contrario esa comparación les causaba indignación. Tanto es así que en las deliberaciones que dieron origen a la resolución referenciada, el socialismo europeo presentó una propuesta por la cual se evitaba mencionar al comunismo y los crímenes ejecutados en su nombre; su pretensión felizmente se rechazó por unanimidad.

Todos los crímenes de la antigua URSS particularmente los de Stalin, estaban ocultos. Eso se podía realizar en esa época hoy es imposible. Se conocieron gracias a Alexander Solzhenitsyn en su libro el ‘Archipiélago de Gulag’ en el cual dejó translucir todos los asesinatos de esa represión comunista.

El exterminio de los nazis era racial, específicamente para acabar con los judíos. Los gulags soviéticos eran para eliminar los disidentes políticos, con el fin de transformar el modelo político derrocado. La gran diferencia es que mientras los nazis mataron 6 millones, los comunistas en 30 años no más con Stalin sobrepasaron los 100 millones de muertos. Con Lenin asesinaron 7 millones en 7 años. Y, Mao tiene un peso mortal cercano a los 40 millones, además la máquina de terror del nazismo no duró tanto tiempo. El poder destructor estalinista se prolongó mucho más.

No obstante estas cifras espeluznantes de carga letal de los comunistas, estos han logrado dada su influencia en la divulgación de las noticias de que hoy mucha gente esté convencida de que el gobierno más genocida y criminal es el nazista. He ahí su excelente manipulación; por eso mismo procuraban que no hubiese comparación con la criminalidad hitleriana, pues los crímenes de estos últimos los magnificaban y a su turno los de ellos los minimizaban. Otra diferencia es que el nazismo prácticamente desapareció del planeta, Quedan grupos minúsculos sin ninguna ascendencia política. En cambio los comunistas a pesar de ese lastre mortífero aún tienen legitimidad internacional; igualmente dispone de partidos y poder en un sin número de países.

Siguiendo los lineamientos leninistas los comunistas se apoderan de la prensa hablada, escrita y televisiva. Los canales de televisión los controlan y son elemento primordial de propaganda; actualmente eso ocurre en los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

En Colombia a los crímenes de lesa humanidad es decir las masacres de la Farc y el Eln, tratan de restarle trascendencia. El reclutamiento forzado de menores es un crimen de guerra. Los civiles y menores aunque sean forzados a integrar las cuadrillas de los disidentes de la Farc, por el hecho de pertenecer a un grupo armado de esa naturaleza pierden su protección según el DIH. El bombardeo contra el bandido fariano “El Cucho” fue una acción legítima de la fuerza pública en consonancia con el DIH. Lo absurdo e inconcebible es que en el debate de moción de censura contra el Ministro de Defensa, señalaron al Ministro como el que bombardeó y mató menores. Son aseveraciones que carecen de veracidad. Bombardean los aviones y matan las bombas. Un mal uso del lenguaje. Pero hasta allá llegan las infamias. Empero esa artillería verbal contribuyó a la renuncia del doctor Botero.

De ahora en adelante cuán difícil va a ser comandar tropas y ordenar operaciones, golpes de mano o ataques aéreos puesto que si mueren jóvenes así formen parte de los facinerosos, lo cual es lamentable la culpa es de las Fuerzas Militares; pero, si los menores disparan y dan muerte a un soldado, este tiene que morir por su Patria. Con este mensaje o antecedente la mejor contraofensiva de los malhechores será incrementar el reclutamiento de infantes.

Más Noticias de esta sección

Publicidad