Atraso

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

No sabemos cómo el gobierno nacional va a suplir esa deuda histórica que tiene con  la niñez y la juventud de Colombia.

La denuncia que hizo la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, es terrible y deja al descubierto la desnudez de la educación colombiana.

La Vicepresidenta denunció que cerca del 30 % de los más de 12,7 millones de jóvenes que hay en el país no ha ido a la escuela e hizo un llamado a todos los Gobiernos para que se garantice el derecho a la educación; ojala en ese llamado también hubiera incluido las responsabilidades de los gobiernos anteriores, que sin duda son los grandes responsables de esta terrible decisión.

Cerca del 30 % de los 12,7 millones de jóvenes que viven en Colombia no ha ido a la escuela y es una obligación ética, de todos los gobiernos del mundo, que los jóvenes puedan educarse, porque el desarrollo del conocimiento es el que permite que las sociedades progresen; y si los jóvenes no se capacitan seguiremos en estas marchas estudiantiles que dejan un daño aun peor que aquel tema por el cual fueron convocadas.  Cada vez que hay ese tipo de marcha, se  desdibuja aún más los propósitos de las mismas y se afianza la violencia contra los negocios, almacenes y hasta residencias por donde marchan los estudiantes.

Si bien en Colombia hay acceso a educación universal primaria y secundaria, el Gobierno busca mejorar las cifras respecto a la educación técnica, tecnológica y profesional. Con la Misión Internacional de Sabios se está diseñando la hoja de ruta que transformará a Colombia en país diferente, sostenible y competitivo; el gobierno está haciendo una apuesta para que el país se convierta en una economía del conocimiento.

Esa Misión está conformada por un grupo de 43 expertos de Colombia, Francia, Chile, España y Estados Unidos, entre otros, que se encargan de trazar la ruta para el desarrollo del país en distintos campos y se espera que nuestro país acoja y pueda implementar esas políticas trazadas, para sacar del atraso la educación, tema tan importante para la niñez y los jóvenes colombianos.

No sabemos cómo el gobierno nacional va a suplir esa deuda histórica que tiene con  la niñez y la juventud de Colombia. La denuncia que hizo la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, es terrible y deja al descubierto la desnudez de la educación colombiana.La Vicepresidenta denunció que cerca del 30 % de los más de 12,7 millones de jóvenes que hay en el país no ha ido a la escuela e hizo un llamado a todos los Gobiernos para que se garantice el derecho a la educación; ojala en ese llamado también hubiera incluido las responsabilidades de los gobiernos anteriores, que sin duda son los grandes responsables de esta terrible decisión. Cerca del 30 % de los 12,7 millones de jóvenes que viven en Colombia no ha ido a la escuela y es una obligación ética, de todos los gobiernos del mundo, que los jóvenes puedan educarse, porque el desarrollo del conocimiento es el que permite que las sociedades progresen; y si los jóvenes no se capacitan seguiremos en estas marchas estudiantiles que dejan un daño aun peor que aquel tema por el cual fueron convocadas.  Cada vez que hay ese tipo de marcha, se  desdibuja aún más los propósitos de las mismas y se afianza la violencia contra los negocios, almacenes y hasta residencias por donde marchan los estudiantes.Si bien en Colombia hay acceso a educación universal primaria y secundaria, el Gobierno busca mejorar las cifras respecto a la educación técnica, tecnológica y profesional. Con la Misión Internacional de Sabios se está diseñando la hoja de ruta que transformará a Colombia en país diferente, sostenible y competitivo; el gobierno está haciendo una apuesta para que el país se convierta en una economía del conocimiento.Esa Misión está conformada por un grupo de 43 expertos de Colombia, Francia, Chile, España y Estados Unidos, entre otros, que se encargan de trazar la ruta para el desarrollo del país en distintos campos y se espera que nuestro país acoja y pueda implementar esas políticas trazadas, para sacar del atraso la educación, tema tan importante para la niñez y los jóvenes colombianos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad