Protegiendo a la niñez de los riesgos de Internet

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso y, con ella, se incrementa la necesidad de colaboración entre múltiples actores involucrados. Entes gubernamentales, corporativos y sociedad civil deben garantizar la protección de los más pequeños ante los riesgos que plantea el uso de Internet y las redes sociales. Según GSMA Intelligence, la penetración de suscriptores de Internet en América Latina crece rápidamente.
Para 2020, se espera que el alcance promedio de la región llegue a un 80 por ciento. Con 33.2 millones de usuarios centroamericanos que oscilan entre los diez y diecinueve años, un número significativo de jóvenes que se conecta cada vez más rápido gracias a la creciente penetración de los teléfonos inteligentes.

Este acceso digital ofrece innumerables beneficios y oportunidades sociales que no pueden ser subestimadas. De acuerdo con las estadísticas publicadas recientemente por Unicef, en América Latina y el Caribe, unos 35 millones de niños y niñas entre 3 y 18 años no van a la escuela. Para este grupo, el acceso a oportunidades educativas digitales tiene el potencial de cambiar sus vidas.
Sin embargo, este acceso también genera preocupación por la seguridad y el bienestar de los usuarios jóvenes. Los desafíos incluyen los riesgos y peligros intrínsecos que plantea un Internet donde aquellos que desean hacer daño pueden enmascarar sus identidades y ubicaciones, con el potencial de aprovecharse de los más vulnerables.

Combatir este fenómeno y las amenazas que plantea no es tarea fácil. Sin embargo, organizaciones como Interpol, el Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados junto con gobiernos nacionales y corporaciones como Millicom a través de su marca Tigo, han trabajado y continúan trabajando incansablemente para evitar que ocurra un daño, al mismo tiempo que lo identifican y detienen cuando sea y donde sea que lo hagan.

En Millicom, por ejemplo, se busca construir autopistas digitales que conectan personas, mejoran vidas y desarrollan comunidades. Se está desarrollando y expandiendo la amplitud de la herramienta de Evaluación del Impacto sobre los Derechos de la Niñez para Operadores Móviles (Mobile Operator Child Rights Impact Assessment Tool), desarrollada en asociación con Unicef.

Esta herramienta, disponible de forma gratuita para otras empresas de la industria móvil y ayuda a evaluar cómo estas operaciones, productos y servicios impactan los Derechos de la Niñez. La educación sigue siendo un pilar clave de nuestro trabajo. En los últimos cuatro años, se ha llegado a más de 361,000 niños en toda la región con capacitación en un programa de Protección Infantil en Línea (COP), enfocado en educar a menores y adultos sobre el uso responsable, creativo y seguro de Internet.

El informe resultante brindará una visión más completa acerca de los riesgos que los jóvenes enfrentan actualmente, cómo prevenirlos y cómo podemos continuar promoviendo el uso productivo y creativo de la red, aprovechando su potencial como una herramienta que cambia la vida de millones de niños, niñas y adolescentes en toda América Latina.

Más Noticias de esta sección

Publicidad