Ojala no sea algo más

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

El Pacto de Leticia por la Amazonía que firmaron los líderes de seis de los países que integran el pulmón verde del planeta, espera el mundo entero que no sea algo más del común y que su cumpla.

Esto es algo nuevo, hace rato no se reunían los presidentes de estas naciones para avanzar en un tema tan sensible y estratégico, en cita celebrada en la ciudad de Leticia, capital del departamento colombiano del Amazonas.

En la cumbre participaron los presidentes de Colombia, Iván Duque, y Perú, Martín Vizcarra, convocantes del encuentro, así como los de Ecuador, Lenín Moreno; Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente de Surinam, Michael Ashwin Adhin, además del gobernante brasileño, Jair Bolsonaro, que intervino por videoconferencia por un problema de salud. De la cuenca amazónica hacen parte también Venezuela, Guyana y la Guyana Francesa, esta última un departamento galo de ultramar, que no participarán en el encuentro.

La presencia de los mandatarios es lo que le dio un carácter especial al acuerdo que firmaron y destacaron que los presidentes de Brasil y Bolivia, países donde vastas áreas de la selva amazónica son consumidas por incendios forestales se sentaron en la misma mesa.

El pacto de Leticia por la Amazonía, como se definio este gran encuentro, esta gran cumbre de los países amazónicos, recogió los grandes principios que desde hace más de cuatro años se han venido estableciendo.

Los países de la cuenca amazónica necesitaban incrementar y fortalecer la cooperación para abordar los grandes retos de la selva que abarca la mitad del bosque húmedo tropical del planeta. Los ojos del mundo están puestos en la Amazonía a raíz de los incendios forestales que desde hace semanas reducen a cenizas miles de hectáreas de selva de ese ecosistema vital para la generación de oxígeno en el planeta, principalmente en Brasil y Bolivia.

La cumbre se dió en medio de las polémicas de Bolsonaro con buena parte de la sociedad brasileña, ONGs y defensores de la naturaleza en general, entre ellos el presidente francés, Emmanuel Macron, por las críticas a la forma como ha enfrentado los incendios y por su política con respecto a la Amazonía.

El Pacto de Leticia incluye la creación de una red amazónica de cooperación que incluye un trabajo mancomunado de los institutos meteorológicos para prever y anticipar los incendios. De ese modo, esperan ser más efectivos en la protección de la selva.  Además, se trabajará de manera conjunta el tema transfonterizo de los actores ilegales así como la coordinación con las comunidades.

Entre las acciones que contendrá el acuerdo se incluye un itinerario de actividades en las que participarán no solamente los países amazónicos sino otros de la región y también la comunidad internacional que financia programas de preservación de esa selva tropical.