Santa Marta se respeta

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

Felices estuvimos los hinchas y magdalenenses en general por el ascenso del Unión Magdalena a la primera división del futbol colombiano, después de todo, pasó mucho tiempo para que el equipo que ha estado en el corazón de varias generaciones, retornara a la competencia profesional de la A.

Pese al entusiasmo y expectativas por esta nueva etapa y más allá de los resultados deportivos del equipo, el aspecto que desafortunadamente se está robando la atención en los últimos días, es el vandalismo de una franja de las hinchadas visitantes.

Lo más reciente han sido los desórdenes que protagonizaron una parte de la hinchada del equipo Millonarios, los cuales tuvieron lugar días previos al partido que se llevó a cabo en la ciudad. Estos hechos quedaron registrados en fotos y vídeos que se hicieron virales en las plataformas virtuales y medios de comunicación. En dichos registros se logran observar los ataques de estos vándalos contra la fuerza pública, la integridad de algunos ciudadanos y el bien ajeno, especialmente de locales comerciales ubicados en las zonas turísticas del Centro Histórico y El Rodadero.  Sin embargo lo que más ha impactado a la opinión pública local y nacional, han sido las imágenes grabadas del momento en que una mujer es golpeada brutalmente por tres hinchas en plena calle de la ciudad.

Este hecho ha desatado toda serie de reproches y reacciones que reclaman justicia en su mayoría. Entre las manifestaciones se han destacado algunos comentarios producto de la indignación, como el realizado por la Presidenta de la duma magdalenense, Claudia Aarón; “Debieron levantarlos a bolillo y partirles la cabeza para que aprendan a respetar a Santa Marta”. Este comentario ha sido fuente de debate en algunos medios nacionales, dado el tono y entre otras la investidura de la diputada.

Pese al  comentario de la Diputada Aarón, lo que no puede perderse de vista en el debate local y nacional, es que los samarios no estamos dispuestos a permitir que lleguen descontroladamente personas de otros lugares a ponerse de ruana nuestra ciudad, con la excusa de ser fanáticos de cualquier equipo deportivo.

Lo que ha sucedido no es un tema menor, como tampoco un hecho aislado, ya que situaciones similares se han presentado en otras fechas futbolísticas. Por tanto, se hace necesario que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto para prevenir y dado el caso, enfrentar con efectividad a estos grupos de desadaptados.

Es necesario igualmente, que las autoridades de gobierno y directivos de federaciones de futbol nacional y local, consideren estas circunstancias como una oportunidad para el fortalecimiento de medidas encaminadas a la prevención, control y sanción de conductas antideportivas de los aficionados. Disponer si es necesario de tecnología para el ingreso biométrico al estadio, mayores circuitos de cámaras en la ciudad, ampliar severamente el tiempo de prohibición para el acceso a este tipo eventos, así como  reforzar la legislación contra responsables de agresión y violencia en el marco de estos.

Fanáticos y no fanáticos del futbol, disfrutamos y festejamos los logros de nuestro Ciclón Bananero y esperamos que sus actuaciones siempre sean motivo de alegría y no de tristezas; por eso frente a los hechos que se mencionan, es un deber exigir a las autoridades, federaciones y organizaciones de aficionados este deporte, que  se comprometan a trabajar mancomunadamente para que no tengamos que lamentar atropellos ni afectaciones contra ninguna otra persona o bienes de la ciudad.

Que sepan los aficionados locales y visitantes que Santa Marta se respeta dentro y fuera de la competencia.

Más Noticias de esta sección

Publicidad