Unidos contra el terrorismo

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
El terrorismo volvió a sacudir ayer al país, cuando un atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá dejó al menos nueve muertos y 54 heridos, según el balance oficial.

Este fue tan solo uno de los múltiples atentados que ha sufrido Colombia, no solo en la capital, sino en todo su territorio, en la última década.

El incidente de este jueves hace recordar al del 12 de agosto de 2010, cuando la guerrilla de las Farc atentó con un carro bomba contra el complejo de edificios en el sector financiero de Bogotá, en el que funcionan Caracol Radio y otras empresas.

También hace rememorar los dos ataques contra oficinas del fondo de pensiones Porvenir, una de ellas también en el sector financiero, en la calle 72, y la otra en el occidente de la capital, el 2 de julio de 2015.

Por supuesto, trae a la memoria el anterior atentado grave contra la Policía, perpetrado por el Eln el 27 de enero de 2018, cuando tras un cese el fuego de 100 días producto de las negociaciones de paz con el Gobierno, esta guerrilla detonó una bomba en la comisaría de Policía del barrio San José de Barranquilla dejando siete muertos.

Todos estos ataques han tenido algo en común: los violentos no han podido imponerse a punta de terrorismo.

Tras el atentado de ayer, el presidente Iván Duque les manifiesto a los familiares de las víctimas y a la Policía Nacional solidaridad, en su nombre y en el de todos los colombianos.

“Este es un ataque en un centro académico donde había jóvenes y estudiantes desarmados. Es un ataque no solo contra la juventud, ni contra la Fuerza Pública, ni contra nuestros policías solamente. Es un ataque contra toda la sociedad”, dijo el mandatario.

Este condenable suceso recuerda que los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo, siempre lo hemos derrotado. Y esta no será la excepción.

El mensaje del mandatario fue enfático en ese sentido: “Hago un llamado a los colombianos para que nos unamos en contra de los violentos. ¡Ni un paso atrás frente a quienes atacan miserablemente a la sociedad!”.

Y es que corresponde a todos los colombianos estar atentos a contribuir con información a la Fuerza Pública, a través de la Red de Participación Cívica. La información de la ciudadanía es muy importante para desarticular a todas las estructuras criminales que pretenden imponerse a través de la violencia.

Colombia está firme y no se amedrenta, ni se someterá jamás a los criminales.

Más Noticias de esta sección

Publicidad