La economía en picada

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
La economía colombiana creció en 2017 el 1,8 %, el resultado más bajo de los últimos ocho años, según informó hoy el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane. El resultado del año fue inferior en dos décimas de punto al de 2016, cuando el Producto Interior Bruto, PIB, del país se expandió un 2 %, y es el peor para la economía colombiana desde 2009 cuando creció el 1,7 %.

Hay que recordar que el producto interno bruto es el valor total de los bienes y servicios producidos en un país durante un cierto periodo de tiempo, generalmente un trimestre o un año; es decir, el total de lo que se produce con los recursos que se han utilizado en la economía. Cada sector se refiere a una parte de la actividad económica cuyos elementos tienen características comunes, guardan una unidad y se diferencian de otras agrupaciones. Su división se realiza de acuerdo a los procesos de producción que ocurren al interior de cada uno de ellos. Se trata de una teoría económica que divide las economías en tres sectores de actividad: la extracción de materias primas, primario; la manufactura, secundario, y los servicios, terciario.

Sector primario o agropecuario, es el sector que obtiene el producto de sus actividades directamente de la naturaleza, sin ningún proceso de transformación. Dentro de este sector se encuentran la agricultura, la ganadería, la silvicultura, la caza y la pesca. No se incluyen dentro de este sector a la minería y a la extracción de petróleo, las cuales se consideran parte del sector industrial, el sector secundario o industrial, comprende todas las actividades económicas de un país relacionadas con la transformación industrial de los alimentos y otros tipos de bienes o mercancías, los cuales se utilizan como base para la fabricación de nuevos productos y el sector terciario o de servicios, incluye todas aquellas actividades que no producen una mercancía en sí, pero que son necesarias para el funcionamiento de la economía. Como ejemplos de ello tenemos el comercio, los restaurantes, los hoteles, el transporte, los servicios financieros, las comunicaciones, los servicios de educación, los servicios profesionales, el Gobierno, etc. Es indispensable aclarar que los dos primeros sectores producen bienes tangibles, por lo cual son considerados como sectores productivos. El tercer sector se considera no productivo, puesto que no produce bienes tangibles pero, sin embargo, contribuye a la formación del ingreso nacional y del producto nacional.

Los expertos consideran que el crecimiento de la economía el año pasado, que estuvo en línea con las proyecciones de los analistas, fue impulsado por el sector de la agricultura, pesca y ganadería, que tuvo una expansión del 4,9%; también contribuyó el resultado de los establecimientos financieros y seguros, con el 3,8 %, seguido de servicios sociales, comunales y personales, 3,4 %; comercio, reparación, restaurantes y hoteles, 1,2 %, y suministros de electricidad, gas y agua en 1,1 %. Ahora, el comportamiento de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca se explica por el crecimiento de los subsectores otros productos agrícolas con 8,1 % y animales vivos y productos animales con 4,1 %.
En la balanza de resultados negativos el sector que más cayó fue el de explotación de minas y canteras, con un -3,6 %, seguido de la industria manufacturera, -1,0 %; la construcción, -0,7 % y el de transporte, almacenamiento y comunicaciones, -0,1 %. Hay que tener en cuenta que el resultado del PIB del último trimestre de 2017, presentó una variación positiva del 1,6 % respecto al mismo trimestre de 2016, cuando aumentó el 1,8 %.

Las áreas con mayor crecimiento en el trimestre fueron las de servicios sociales, comunales y personales, 3,7 %; establecimientos financieros y seguros, 3,4 % y suministro de electricidad, gas y agua con 2,3 %.

Más Noticias de esta sección

Publicidad