Nicacio Martínez negó su participación en el escándalo por interceptaciones ilegales

El general habría dejado la comandancia del Ejercito debido al escandalo de las interceptaciones ilegales.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El general anunció acciones legales por las acusaciones en su contra, que tildó de calumnias.

El general Nicacio Martínez, exdirector del Ejército Nacional negó las acusaciones hechas en su contra, sobre presuntas interceptaciones ilegales que se habrían producido bajo su mando en esa institución, y que supuestamente habrían sido solicitadas por altos mandos militares. Dicho escandalo además, habría sido la causa de su renuncia como comandante general del Ejército, por lo que el mismo general, se defendió por medio de un comunicado, en el que aseguraba que se trataba de un acto “calumnioso”, y anunciaba acciones legales en contra de ese medio de comunicación, por vincularlo con un hecho en el que no ha tenido ninguna participación.
La publicación en cuestión, aseguró que desde esa institución se habrían ordenado interceptaciones telefónicas a diversos políticos y funcionarios y periodistas, sin ninguna autorización legal. Roy Barreras, senador de la República; Cristina Lombana, magistrada de la Corte Suprema de Justicia; y Camilo Romero, exgobernador de Nariño, son algunas de las supuestas víctimas de las llamadas ‘Chuzadas’, que se habrían realizado en el Canto de Comunicaciones de Facatativá y en la base área de Catam.
Para el general Martínez, se trata de una publicación “tendenciosa” y “calumniosa” que vulnera sus derechos fundamentales. “Como soldado de Colombia me siento consternado y adolorido por la vulneración de mis derechos fundamentales, el manejo oportunista y falto de sustento jurídico con que se me ha involucrado en estos hechos y muchos otros, violando mis derechos a la dignidad y al buen nombre con información calumniosa y apartada de mi obrar verdadero como soldado de la patria”, señaló el alto oficial.
El excomandante, que ya tuvo que enfrentar múltiples escándalos, como su presunta vinculación con casos de falsos positivos, las directrices que habría impartido el año pasado para incrementar el número de bajas en combate y que, según oficiales, podían llevar al regreso de la política del body counting, entre otros; dijo este lunes que no tiene nada que ver con las conductas que se le endilgan y que nunca ha actuado por fuera de la ley: “Durante el tiempo que he permanecido en la institución y en el desempeño del cargo como Comandante del Ejército Nacional en su bicentenario, jamás he dado orden alguna contrarias a la Constitución y la ley”.
Asimismo, el general reveló que acudirá a la justicia para demostrar su inocencia. “Agotaré los recursos e instancias jurídicas que sean necesarias hasta que salga a luz pública la verdad sobre las injustas acusaciones a las que he sido sometido”, dice la misiva. A renglón seguido, añadió: “Insto a la comunidad y a la sociedad colombiana a analizar la desinformación a la que estamos siendo sometidos a diario los colombianos y no dar credibilidad a priori a lo que muchas veces tiene intereses diferentes a hacer honor a la verdad”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad