Cerca de mil personas desplazadas por enfrentamientos entre bandas

Vuelve el desplazamiento a causa de retaliación entre bandas organizadas y grupos terroristas en zona de frontera con Venezuela.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Del total de 945 desplazados, al menos 405 son niños y adolescentes.

Bogotá (EFE).- Casi mil personas fueron desplazadas de sus hogares en los municipios de Ábrego y La Playa del Belén, cercanos a la frontera con Venezuela, por enfrentamientos entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y Los Pelusos, un grupo dedicado al narcotráfico.

Así lo informó este jueves la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), que detalló que el 24 de octubre al menos 865 personas, de 245 familias provenientes de aldeas del municipio de Ábrego, en el departamento de Norte de Santander, tuvieron que desplazarse a otras zonas rurales de ese municipio y de Bucarasica por los combates.

Esas personas se ubicaron en dos alojamientos temporales que instalaron el Consejo Noruego para Refugiados, NRC, y las administraciones de los municipios que acogieron a las personas desplazadas.

Por otra parte, el pasado 2 de noviembre cerca de 80 personas pertenecientes a 21 familias de las aldeas de La Capellanía y Los Cascos, en La Playa de Belén, fueron desplazadas al caso urbano del municipio de Ocaña como "medida protección".

Según explicó la OCHA, esto ocurrió luego de que miembros de Los Pelusos, nombre con el que las autoridades denominan a la antigua guerrilla del Ejército de Liberación Popular, EPL, desmovilizada en su mayoría en 1991 pero actualmente dedicada al narcotráfico, los amenazaran y les dieran media hora para salir de la zona.

De las 21 familias, siete decidieron desplazarse luego a Cúcuta, que tiene el principal paso fronterizo de Colombia con Venezuela, alegando que no se sentían seguras en Ocaña.

Del total de 945 desplazados, al menos 405 son niños y adolescentes que tienen "restricciones de acceso a la educación", pues no han podido asistir a clase.

La OCHA alertó que los riesgos para la población de la zona persisten por la presencia de los grupos armados en la convulsa región del Catatumbo, de la que hace parte Ábrego.

Esta zona es una de las más convulsas del país por la presencia de varios grupos armados ilegales, como el ELN y las disidencias de las FARC, que se disputan el control del territorio y el narcotráfico. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad