Ataque del ELN a base militar deja un soldado muerto y 4 heridos

En el hecho ocurrido en Tibú, Norte de Santander, un soldado murió y otros cuatro resultaron heridos a causa del ataque.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Los heridos fueron atendidos por soldados enfermeros y posteriormente trasladados a Cúcuta.

Bogotá (EFE).- Un soldado muerto y otros cuatro resultaron heridos en un ataque perpetrado con explosivos por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a una base militar ubicada en el municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, según informaron este sábado fuentes castrenses.

Un comunicado del Ejército precisó que el frente "Juan Fernando Porras", del ELN, atacó la madrugada de este sábado soldados que custodiaban la base militar "La Báscula", en el caserío Campo Dos.

"Producto de este indiscriminado ataque, pierde la vida el soldado profesional José Castro Botero y cuatro más resultan heridos", agrega la información.

Los heridos fueron atendidos por soldados enfermeros y posteriormente trasladados a Cúcuta, la capital departamental, donde reciben asistencia especializada y su estado de salud es estable.

El Ejército rechazó el "acto terrorista perpetrado por el ELN, quien usa medios y métodos de guerra no convencionales, atacando indiscriminadamente a las tropas que cumplen su misión constitucional, esto evidencia la clara violación de los Derechos Humanos, el Derechos Internacional Humanitario y la Convención de Ottawa".

El soldado muerto y los heridos hacen parte de Grupo de Caballería Mecanizado No. 5 "General Hermogenes Maza", que varias veces ha sido atacado por guerrilleros del ELN.

El Comando de la Trigésima Brigada adscrita a la Segunda División del Ejército lamentó y condenó el ataque al tiempo que expresó condolencias a los familiares del militar muerto.

Tibú hace parte de la convulsa región del Catatumbo junto a los municipios de Convención, El Carmen, Hacarí, La Playa, San Calixto, Sardinata, Teorama y El Tarra.

Esta zona del noreste del país es una de las más violentas y con mayor número de hectáreas sembradas con coca del país, y en ella hacen presencia disidencias de las FARC, el ELN y un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno como una banda criminal. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad