Soldado del Ejército deserta y se une a la guerrilla ELN

El desertor, identificado como Luis Carlos Carrillo, aparece en un video divulgado en redes sociales

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El uniformado Carrillo entró a esa institución el año pasado y que desertó el 9 de octubre, "hurtando su arma de dotación y material de guerra asignado.

Bogotá (EFE).- Un soldado del Ejército colombiano desertó con su fusil de dotación en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, y se unió a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, Eln, confirmaron fuentes castrenses.

El desertor, identificado como Luis Carlos Carrillo, aparece en un video divulgado en redes sociales en el que afirma que ingresó el 3 de noviembre de 2018 al Grupo de Caballería Mecanizado Número 18 del Ejército, que está ubicado en Saravena, Arauca.

Según Carrillo, durante el periodo en que estuvo en el Ejército no aprendió "nada bueno", pues lo que supuestamente vio fue corrupción y maltrato de los militares de alto rango a los soldados.
En la grabación, Carrillo viste inicialmente un uniforme del Ejército con sus respectivas identificaciones, así como casco y gafas de las usadas en operaciones militares.

"En el tiempo que estuve allá recibí charlas de superiores para que apoyáramos a grupos paramilitares (...) me llamaban a defender la patria, qué patria estaba defendiendo yo, si esa es la patria de los ricos", subraya en el video de dos minutos de duración para justificar la inusual deserción.

Enseguida el video lo muestra con un fusil entre dos guerrilleros del Eln y vestido con un uniforme camuflado y brazalete de ese grupo armado, mientras dice estar "satisfecho y consciente" de la decisión.

La Fuerza de Tarea Quirón del Ejército, que opera en Arauca, confirmó en un comunicado que Carrillo entró a esa institución el año pasado y que desertó el 9 de octubre, "hurtando su arma de dotación y material de guerra asignado".

"Al momento de su incorporación como integrante del cuarto contingente del 2018, no presentaba ningún antecedente penal ni requerimiento de ninguna autoridad", subrayó el Ejército, que inició el proceso administrativo para retirarlo.

El Ejército agregó que aunque la deserción era un "plan del grupo armado", Carrillo no representa un riesgo para la seguridad porque era un soldado raso que estaba prestando su servicio militar y "no tiene acceso a información clasificada o de carácter estratégico".

Más Noticias de esta sección

Publicidad