Ofensiva conjunta de Colombia y Panamá debilita al Clan del Golfo en frontera

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Panamá, 24 abr (EFE).- La cooperación de las fuerzas de seguridad de Colombia y Panamá ha debilitado el accionar en la frontera común del Clan del Golfo, una organización colombiana vinculada con el narcotráfico, la minería criminal y la extorsión a migrantes ilegales, dijeron este martes altos funcionarios de los dos países reunidos en la capital panameña.

El Clan del Golfo, considerada la mayor banda criminal de Colombia, se ha "focalizado" en la frontera colombo-panameña pero su accionar ha sido "neutralizado" en un trabajo conjunto que es "referente regional", explicó a periodistas el comandante del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Eric Estrada.

"Esta amenaza a la seguridad se encuentra bastante focalizada (en la frontera común) y la estructura (del Clan del Golfo) sigue debilitándose. Se le esta golpeando en su componente armado, logístico, y de mando y control", aseveró el jefe del organismo responsable de la vigilancia de las fronteras panameñas.

El mensaje a la banda criminal, surgida tras la desmovilización en 2006 de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), "es directo: las capacidades están empeñadas binacionalmente para acabar con su actividad criminal", sostuvo Estrada.

En operaciones coordinadas desarrolladas en los últimos seis meses "se han neutralizado a más 10 cabecillas de importancia dentro del Clan del Golfo, el cual en una forma soterrada quiere mantener unas rutas de narcotráfico que viene por el Darién Chocó (Colombia) y pasan al Darién de Panamá", dijo por su parte el comandante de la Séptima División del Ejército colombiano, Juan Ramírez Trujillo.

Según explicó este alto mando militar, las distintas células del Clan del Golfo reclutan a "menores de edad", lo que constituye "un crimen de lesa humanidad", y sus filas también están siendo alimentadas por exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que no se adhirieron al proceso de paz.

"Hoy en Colombia (el Clan del Golfo) se sostiene con el narcotráfico, la minería criminal, el contrabando, la exportación ilícita de minerales. En el lado colombiano hay migración irregular a la cual están cobrando unas extorsiones", destacó Ramírez Trujillo.

En la zona fronteriza con Panamá, añadió el jefe militar, se desarrollan "operaciones que buscan que no sigan haciendo sembrados de coca .. eso es gracias a una labor mancomunada y de hermandad de los soldados y policías de Colombia y Panamá".

En ese sentido, el brigadier general colombiano Óscar Gómez, resaltó "los resultados exitosos para evitar la expansión a Panamá" de fenómenos criminales asociados al Clan del Golfo.

"Hay un esfuerzo muy coordinado y articulado especialmente con Senafront. Hemos identificado en la frontera algunos grupos armados ilegales, hemos intercambiado información valiosa para tener resultados importantes contra esos grupos", agregó Gómez.

La frontera terrestre entre Panamá y Colombia es la espesa selva del Darién. El director del Senafront detalló que los operativos en la zona contra el Clan del Golfo se llevan a cabo en áreas muy inhóspitas, donde este grupo criminal intentó años atrás instalar una operación minera ilegal y en la que además se detectó y destruyó "un importante alijo de drogas".

Al combate histórico del narcotráfico en el área, se ha sumado en los últimos años el constante tráfico de migrantes ilegales procedentes de todos los continentes que intentan llegar a Norteamérica. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad