Medellín se deshace del edificio Mónaco símbolo del poder de Pablo Escobar

El edificio Mónaco, símbolo del poder de Pablo Escobar.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Decenas de expertos trabajan desde hace días en los preparativos para la implosión del edificio de ocho plantas que fue residencia de Escobar y su familia

Medellín (Colombia),  (EFE).- El edificio Mónaco, símbolo del poder y la ostentación del narcotraficante Pablo Escobar, y situado en uno de los barrios acomodados de Medellín, será demolido este viernes, veinticinco años después la muerte del capo, para cerrar un capítulo doloroso de esta ciudad colombiana.

Decenas de expertos trabajan desde hace días en los preparativos para la implosión del edificio de ocho plantas que fue residencia de Escobar y su familia y que desde su muerte, el 2 de noviembre de 1993, atrae a turistas a los llamados "narcotours".

En el lugar que ocupa la edificación, en el sector de El Poblado, se construirá un parque en memoria de las víctimas del narcoterrorismo con el que Escobar intentó someter a la sociedad y el Estado colombiano en los años 80 y 90 del siglo pasado.

"Era la casa de Escobar y su familia. Vamos a desmantelar ese edificio para construir el primer memorial que habrá en Medellín en honor a las víctimas", manifestó a Efe el secretario privado de la Alcaldía de Medellín, Manuel Villa.

El funcionario, responsable del proyecto de demolición del Mónaco, precisó que el propósito es empezar a contar la historia desde "el lado correcto" a partir de la caída del "símbolo de los victimarios y de la ilegalidad".

Este edificio, que hoy se encuentra en ruinas, fue residencia del jefe del cartel de las drogas de Medellín y blanco de un atentado con carro bomba en 1988 por parte de los rivales del cartel de Cali, en uno de los episodios más sangrientos de la ciudad.

Escobar eligió al barrio Santa María de los Ángeles, que hace parte de El Poblado, como el lugar para construir en 1986 el Mónaco, bautizado así en honor del principado, y residencia de varios de sus familiares y de sus guardaespaldas.

Además de los 12 apartamentos, dos piscinas, 34 plazas de estacionamiento y una cancha de fútbol, el capo mandó a construir en ese predio de 5.000 metros cuadrados un penthouse de dos niveles en el que vivió junto a su esposa y sus dos hijos.

  1. Hoy somos ejemplo de innovación e inclusión social, y seguimos avanzando en procesos de renovación urbana que nos permiten construir una ciudad para la confianza", agregó. EFE.

Más Noticias de esta sección

Publicidad