Así luce la zona del Mercado que hace tres años consumió las llamas

Luego de tres años del incendio, así se ven hoy, dos de los locales afectados, almacén Estrella de la Moda y Distribuidora Chalo'S S.A.S.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Font Size

Hoy viernes 20 de septiembre se cumplen tres años del incendio más grande de la historia de Santa Marta.

Momentos de angustia y desesperación, fueron en los que estuvieron inmersos, familias, comerciantes, empleados y moradores de la zona del Mercado Público, cuando  a las 2:00 de la madrugada del martes 20 de septiembre de 2016, un voraz incendio arraso con edificaciones, mercancías y enseres.

Han pasado ya tres años, desde aquel fatídico día en donde la fuerza de las llamas  produjo un duro golpe al sector del comercio público de la ciudad, causando daños materiales que superaron a los 12 millones de pesos. Afortunadamente no se presentaron pérdidas humanas y se logró establecer que la conflagración se originó por un corto circuito e inicio en una edificación de la calle 12, entre las carreras novena y décima.

Almacenes como Estrella de la moda, Cacharrería la 11, Distribuidora Chalo's, Remates El Hueco y Bodegas Súper Rey, fueron los locales comerciales mayormente impactados por el fuego.

Uno de los propietarios de los negocios afectados, el señor Jorge Bedoya dueño de cacharrería y variedades La 11, manifestó para el periódico EL INFORMADOR, que tres años después del incendio se ha recuperado gracias al apoyo de los clientes y samarios en general, “para nosotros ha sido muy fortaleciente, ya estamos adelante gracias a la mano de Dios, a los clientes que nos han colaborado, a los samarios que nos han apoyado, hemos recibido apoyo por parte de la Administración distrital, en cuanto a extinción de impuestos, Industria y Comercio y el Predial;  a raíz del incendio se gestionó una cuestión en el consejo, positivamente estamos recibiendo colaboración”.

No cabe duda, que aquel 20 de septiembre de 2016, será siempre un día recordado por todos los samarios, por el temor y la agonía que invadió a muchas de las personas que aún residen y que trabajan en este sector.

Más Noticias de esta sección

Publicidad