Durante tres meses le siguieron la pista a ‘Los del Río’

Celuares incautados.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Font Size
Los investigadores policiales recopilaron videos, interceptaron de llamadas y estudiaron varias denuncias de ciudadanos víctimas para dar con su paradero.

La Policía Nacional a través de uniformados adscritos a la Seccional de Investigación Criminal Sijin de la Metropolitana de Santa Marta en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, propinaron un duro golpe a las organizaciones delincuenciales dedicadas al hurto en todas sus modalidades que operan en esta ciudad, al lograr la captura de 43 personas integrantes de una peligrosa Banda Delincuencial denominada ‘Los del Rio’, quienes serían los responsables de la mayoría de hurtos a personas y entidades comerciales que se cometen en esta parte del país.

Tres meses de investigación

Fueron tres meses de seguimiento e investigación por parte un grupo especial de investigadores de la Metropolitana de Santa Marta, quienes recopilaron todo el material probatorio como videos, interceptación de llamadas y varias denuncias de ciudadanos que habían sido víctimas de este grupo de delincuentes, que sirvieron para que las autoridades emitieran las ordenes de captura contra estos sujetos quienes venían sembrando el terror en la ciudad con todo su accionar delictivo.

Se llevaron a cabo 57 órdenes de allanamientos llevados a cabo en los barrios, Las Malvinas, Villa Cacho, Gaira, Cerro de las Tres Cruces, Los Almendros y el Centro Comercial ‘Royal Plaza’, allí fueron capturadas estas 43 personas sobresaliendo sus principales cabecillas como son, Carlos Alberto Sierra Obregón alias “Tambor” jefe de la Organización, José Villazón, alias “José Guajiro” segundo al mando y estaría encargado de la logística y de conseguir el armamento con que se cometerían los hurtos, y en tercer lugar estaría Jhon Pertuz, alias “Jhon” quien sería el encargado de marcar a las víctimas para luego hurtarlas y Erick Mercado, alias “Erick” Jefe de pistoleros de la banda delincuencial.

‘Empresa Criminal’

‘Los del Rio’, tenían conformada toda una ‘Empresa Criminal’, en todo el perímetro urbano de Santa Marta, donde robaban desde vehículos hasta entidades financieras, pero su accionar delictivo lo centraban principalmente al hurto de celulares de alta y mediana gama, ya que dichos elementos después de hurtados iban a parar en diferentes locales comerciales a donde los llevaban para luego ser puestos a la venta del público, y otras veces eran enviados a ciudades como Bogotá, Medellín y países como Ecuador, Perú, Argentina y Estados Unidos.  

Dentro de los operativos también fueron allanados varios locales comerciales ubicados en el centro histórico de esta ciudad, en donde se tenía conocimiento iban a parar todos los objetos que esta banda delincuencial se hurtaba, por lo que se iniciaran los trámites correspondientes para que las autoridades competentes emitan la extinción de dominio de cada uno de ellos, ya que en el interior de estos se halló una gran cantidad de celulares que presentaban inconsistencias y algunos figuraban como hurtados.

Material incautado

En los allanamientos fueron incautadas 3 armas de fuego ilegal, 150 celulares reportados, 121 carcasas para celulares, 30  cartuchos de diferentes calibres, 2 computadores,  y la inmovilización de 6 motocicletas y 1 vehículo taxi de servicio público, el cual era utilizado como fachada y poder movilizarse sin despertar sospecha ante las autoridades.   

Modus operandi ‘Los del Rio’

“Los del Rio” robaban de cuanto objeto de valor se les cruzara en su camino sin importar si estaba bueno o malo, realizando  diariamente entre 4 y 5 atracos en toda la ciudad de Santa Marta, lo que les generaba ganancias aproximadas a los 4 millones de pesos, y para lograrlo se  movilizaban a bordo de motocicletas de alto cilindraje, acechando a sus víctimas que por lo general transitaban solas por las calles y en partes desoladas, a quienes intimidaban con armas de fuego y obligándolas a entregarles todas sus pertenecías, y en muchas ocasiones las lesionaban cuando se oponían al atraco.

Así mismo durante los fines de semana se integraban en fiestas y discotecas de altos estratos sociales, en donde individualizaban a sus víctimas a quienes observaban detenidamente para ver que traían puesto, y ya en horas de la madrugada cuando se iban, les hurtaban joyas, relojes y todo elemento de valor que en ese momento llevaban.

Más Noticias de esta sección

Publicidad