Dane y centrales obreras en desacuerdo por aumento salarial en el país

La discusión se llevó a cabo en una mesa de discusión en la que participaron representantes del Gobierno y las centrales obreras.

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Un equipo técnico del Gobierno y los trabajadores, volverán a discutir el tema en los próximos días.

Este jueves se llevó a cabo la discusión del próximo incremento del salario mínimo en el país, siendo la productividad el mayor indicativo para establecer dicho aumento. Por su parte los actores económicos del país no estuvieron de acuerdo con las cifras presentadas por el Dane, que demostraban una disminución en diversos temas que impactan la productividad

El DANE, encargado de dar las cifras, presentó este jueves que la productividad laboral aumentó 0,21% en 2019. Sin embargo, la productividad del total de factores, dijo, fue negativa: - 0,39%.

Esta cifra, vale la pena recordar, es junto con la inflación uno de los datos determinantes en la discusión sobre el incremento de la remuneración mínima en el país.

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, explicó que los equipos técnicos del gobierno, los empresarios y las centrales obreras se sentarán de nuevo "para ver cómo logramos tener un acuerdo sobre la metodología".

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, por su parte, señaló que la metodología no cambió, sino que ahora es posible hacer una mayor desagregación de las cifras, es decir, verlas con más detalle, desde que Colombia adoptó un nuevo estándar de cuentas nacionales en 2018.

Ahora, dice Oviedo, es posible "calcular la productividad sobre el total de lo que pasa en la economía. Se calcula la productividad como la suma de lo que sucede en cada sector de la economía: la productividad de trabajo en el sector manufacturero es distinta a la de quien está en el sector agropecuario", señaló. "Antes, como no existían estas desagregaciones, el gobierno presentaba como un todo la aproximación al mismo concepto".

Ante la discrepancia, al término de la reunión de este jueves permanecieron en diálogo los equipos técnicos del gobierno, los empleadores y los trabajadores para tratar de llegar a un acuerdo, que se llevaría a la mesa en la sesión de mañana.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, expresó que una vez se tenga la cifra final de productividad será un factor importante pero no definitivo. Se refiere a que en la discusión también debe tenerse en cuenta el mandato constitucional alrededor del salario mínimo, según el cual este "es vital y móvil, entonces ahí comienza la discusión", dijo Gómez.

Añadió que las centrales obreras siguen dialogando para lograr una cifra de propuesta de incremento unificada, acordada, para llevar a la mesa permanente de concertación.

Hasta el momento, las partes no han dado una propuesta de cifra de incremento. Las primeras propuestas, de empresarios y trabajadores, se llevarán a la mesa el próximo lunes.

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia y del Consejo Gremial Nacional, recordó que el del año pasado fue el incremento real del salario mínimo más alto de los últimos 25 años. A la pregunta de qué tan posible es tener otra vez un aumento de esa magnitud, teniendo en cuenta que el incremento en la remuneración ha sido señalado como uno de los factores del alto desempleo en 2019, dijo no estar de acuerdo con dicha afirmación pues es algo que no ha visto en el campo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad