Samper dice que secuestros aún afectan zonas de Colombia como hace 10 años

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Bogotá, 14 nov (EFE).- El expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) aseguró este jueves que en algunos lugares de su país la población padece hoy el drama del secuestro como lo hacía hace diez años, por lo que pidió acciones del Estado para evitar que siga sucediendo.

"La gente piensa que este ya es un país distinto y no es así. Hay muchas regiones del país donde se está viviendo el mismo drama que se vivía hace 10 años en las selvas", dijo el expresidente al entregar un informe a la Sala de Reconocimiento de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

El documento, titulado "Acuerdo Humanitario o rescate militar", fue preparado por la corporación Vivamos Humanos, liderada por Samper, y entra a la JEP dentro de un caso contra las FARC por la política de secuestro y las condiciones de cautiverio de civiles, policías y militares durante el conflicto armado.

"El conflicto armado fue particularmente fuerte y hemos estudiado que entre 1990 y 2010 hubo 32.000 secuestrados, 5.000 de ellos en mi gobierno", explicó a Efe Samper, que fue secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) entre agosto de 2014 y enero de 2017.

Agregó: "Lo que está indicando el informe es que no estamos todavía a salvo, que todavía el país no ha asimilado bien las lecciones sobre el desconocimiento del Derecho Internacional Humanitario (DIH)".

Samper recordó que fue en su Gobierno cuando la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hizo la toma la base militar de Las Delicias, ubicada en el departamento del Putumayo (sur).

En esa ocasión, en los últimos dos días de agosto de 1996, las FARC mataron a una treintena de militares, hirieron a 17 y secuestraron a 60, liberados luego gracias a un canje humanitario propiciado por Samper.

Luego de toma de Las Delicias, las FARC realizaron ataques a otras bases como el de diciembre de 1997 contra la del cerro Patascoy, en Nariño (sur), donde asesinaron a 10 militares y secuestraron a otros 18, y en marzo de 1998 contra la de El Billar, en el Caquetá (sur), donde mataron a 65 y se llevaron de rehenes a 43.

"El país debe hacer un acto de conciencia sobre esto que nos ocurrió en el pasado para no volverlo a repetir y es lo que he planteado aquí en la JEP", dijo Samper.

Con el de la corporación Vivamos Humanos llega a siete el número de informes recibidos por la Sala de Reconocimiento por parte de la sociedad civil dentro del caso sobre los secuestros de la antigua guerrilla.

Según cifras de la JEP hasta el momento se han acreditado 1.276 víctimas en el caso de los secuestros perpetrados por las FARC, aunque el proceso de acreditación continúa y podrá hacerse en todas sus etapas.

Los exjefes de las FARC, entre ellos su último líder, Rodrigo Londoño, ya han comparecido ante la JEP por este caso en el que se investiga los secuestros cometidos por esa guerrilla entre 1993 y 2002. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad