CIJ consultará a Colombia y a Nicaragua para fijar audiencia en caso marítimo

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

(EFE).- La Corte Internacional de Justicia (CIJ) aún debe consultar con Colombia y Nicaragua para fijar audiencias orales sobre el litigio marítimo que mantienen, una vez que los dos países han completado ya sus argumentos por escrito.

Así lo explicó este martes el presidente del tribunal con sede en La Haya, Abduylqawi Ahmed Yusuf, durante una conferencia de prensa para repasar las actividades de la CIJ.

Según Yusuf, la institución tiene ahora mismo una carga de casos muy importante, pero trata siempre de fijar las audiencias lo más rápidamente posible.

En el caso que enfrenta a Nicaragua y Colombia sobre la delimitación de la plataforma continental, ubicada a más de 200 millas náuticas de la costa nicaragüense, los dos países han completado ya sus argumentos escritos y todo está listo para pasar a la fase oral.

Yusuf indicó que por ahora no hay una fecha fijada para esas audiencias, algo que debe decidir la Corte tras consultar con los Gobiernos.

La actual controversia es una continuación de otra ya decidida por el alto tribunal de la ONU en noviembre de 2012, que estableció los límites marítimos entre ambos países y se consideró más favorable para Nicaragua que para Colombia.

Aquel fallo confirmó la soberanía colombiana de siete cayos cercanos a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero le dio a Nicaragua una porción de mar mayor de la que tenía anteriormente.

Nicaragua quiere ahora que la CIJ establezca la delimitación y las reglas del Derecho Internacional que se deben aplicar sobre una plataforma continental situada a más de 200 millas náuticas de su costa, cuestión sobre la que no se pronunció en 2012.

Para Colombia, la plataforma continental de las Islas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se extiende hacia oriente en 200 millas náuticas, se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana, razón por la que consideró que La Haya no tenía competencia para tratar la controversia.

Sin embargo, el tribunal le dio la razón a Nicaragua el 17 marzo de 2016 y se declaró competente para juzgar este segundo caso, lo que provocó el rechazo de Colombia, cuyo Gobierno declaró que los asuntos entre ambos Estados deben resolverse mediante relaciones bilaterales.

Pese a la oposición inicial colombiana, finalmente la cuestión de jurisdicción quedó resulta y ahora el tribunal debe estudiar los méritos de la demanda en sí, recordó este martes Yusuf.

El pasado febrero, el Gobierno de Colombia completó su defensa por escrito tras las alegaciones nicaragüenses, despejando el camino para la convocatoria de la fase oral.

En su conferencia de prensa, Yusuf se refirió también este martes al caso que enfrenta a Guyana y Venezuela por la región del Esequibo, una cuestión remitida al tribunal por Naciones Unidas tras décadas de mediación infructuosa.

Venezuela no reconoce la jurisdicción de la CIJ en la controversia, por lo que la Corte ha fijado para el año próximo una audiencia para analizar los aspectos de jurisdicción, algo que espera hacer en los primeros seis meses de 2020, según explicó el presidente.

Guyana pretende que la CIJ, ante la que presentó el caso en marzo de 2018, valide el Laudo Arbitral de París emitido en 1899, que trazó la frontera entre ambos países y que fue denunciado por Venezuela ante Naciones Unidas en 1962 por considerar que no se ajusta a derecho.

Guyana pretende que la CIJ determine que el Laudo Arbitral sigue siendo válido, además de que ratifique que la región del Esequibo pertenece a ellos y no a Venezuela.

La región del Esequibo abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

Este mismo mes, el Gobierno de Nicolás Maduro volvió a defender que Venezuela tiene "legítimos derechos" sobre el territorio de la Guayana Esequiba, pues el Laudo de 1899 es considerado "nulo e írrito" y una "grave injusticia histórica". EFE