Casa Tomada de Medellín encarna el “arte de vivir” como empresa cultural

Los artistas Emerzon Zapata y Xiomara González, de la productora Casa Tomada, saludan a la gente durante una presentación el pasado 11 de octubre de 2019, en Medellín.

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
En Colombia, la denominada economía naranja representa cerca del 3,4 % del producto interno bruto (PIB) y genera 1,1 millones de empleos.

(EFE).- Tener diez eventos diarios y estar cerca de cerrar el año con ingresos por unos 3.000 millones de pesos, hacen de Casa Tomada una empresa colombiana cultural sólida que sirve de inspiración después de superar distintas fases de reinvención.

Esta productora de eventos y espectáculos, que en 2015 nació en Medellín con la idea de "llenar una casa de arte" y que probó con distintos formatos, creó su concepto artístico a partir de una fusión entre el teatro, la danza, la música y el circo.

Los esposos colombianos Juliana Rodríguez y Robinson Duque, formados en Artes Escénicas en la Universidad de Antioquia, iniciaron su historia dentro de la industria cultural y creativa con nada más que su talento.

"Por mucho tiempo fuimos solo nosotros dos y sin nada de dinero, pero teníamos nuestro talento, un capital muy fuerte así no sea tangible", expresó a Efe Juliana, la gerente de "Casa Tomada", empresa que ahora cuenta con 52 empleados.

La productora cultural, que entre noviembre y diciembre iniciará su "temporada más fuerte" con montajes navideños, ofrece en Medellín puestas en escena que van desde grandes espectáculos hasta eventos "muy efímeros" con muestras iniciales de un personaje.

Solo el año pasado, las industrias creativas le aportaron al país 15,6 billones de pesos (unos 4.500 millones de dólares) y generaron 283.000 puestos de trabajo.

"El tiempo se nos pasa volando. Lo disfruto. No serviría para estar en una oficina", comentó a Efe la actriz Xiomara González mientras se prepara para una presentación artística en un centro comercial, donde le dio vida a Aviatoneta tras un proceso de transformación que tardó cerca de dos horas.

Junto a Emerson Zapata, que encarnó al "poderoso centauro" Lordon, todo un imán para los niños por su imponente apariencia, esparció parte de la magia que concentra Casa Tomada con el trabajo de músicos, diseñadores gráficos y creativos responsables del vestuario.

"Cuando haces empresa en cultura estás demostrando que se puede vivir del arte y le das a las personas que trabajan contigo la posibilidad de vivir de lo que aman hacer", enunció la maestra en artes escénicas.

Relató además que empezaron su ciclo como empresarios al darse cuenta que "la gente estaba pagando por lo que nosotros hacíamos", pero implicó desarrollar otro tipo de habilidades que emergieron con una capacitación para "organizar la casa", dictada por la Corporación Interactuar.

"Para crecer debíamos dejar de actuar y dedicarnos más a temas directivos", afirmó Juliana.

Aunque se han enfrentado a dificultades, pues en este tipo de empresas "no hay fórmula" y operan en muchos casos bajo la "intuición", la emprendedora aseguró que hay "satisfacciones gigantes" por la versatilidad y calidad creativa de la compañía: "Tus imaginarios pueden ser expuestos al mundo y eso es bellísimo".

Ahora, con el propósito de llevar a sus artistas a "otro nivel" empezaron la creación de un laboratorio, un lugar para reforzar sus capacidades escénicas con el canto y la danza, entre otros talentos, en función del espectáculo.

Juliana, reciente ganadora del premio Famiempresario Interactuar del Año, detalló que el próximo año abrirán en una nueva sede una escuela para expandir el conocimiento y ofrecer una formación "muy diferente" a las academias tradicionales de Medellín.

"Este proyecto surge como una necesidad. Las actividades creativas tienden a caducar, necesitamos expandirnos, crear y reinventar", expresó la gerente, quien indicó que el siguiente paso será llevar sus espectáculos a otros países.

Según el informe "Crecimiento, Supervivencia y Desafíos de las Empresas de Economía Naranja en Colombia", presentado en septiembre de 2019 por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), las industrias creativas y culturales en el país crecieron durante los últimos cinco años un 6,5 % anual. EFE.

Más Noticias de esta sección

Publicidad