Colombia ve voluntad política para superar disputa arancelaria con Panamá

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Bogotá, 16 ago (EFE).- El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguró este viernes que hay "voluntad política recíproca" tanto en su Gobierno como en el panameño de superar la disputa arancelaria que viven las dos naciones y en la que ha mediado la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Hay diferencias, es evidente, pero existe la voluntad política recíproca de avanzar en la identificación de las mejores soluciones," aseguró Trujillo a periodistas en Medellín.

Precisamente, este jueves el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, dijo que Colombia se expone a medidas de retorsión o reciprocidad por la aplicación de nuevos aranceles a la reexportaciones de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC).

"Cuando tú comienzas (...) a elevar aranceles también te estás exponiendo a que exista una medida de retorsión. Nosotros no queremos hacer eso", aseguró el mandatario.

En respuesta, Trujillo explicó que por eso sostuvo una reunión este miércoles junto a la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso Jiménez; el canciller panameño, Alejandro Ferrer, y el ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez. 

Tras la reunión celebrada en Bogotá ninguno hizo declaraciones. Sin embargo, este viernes Trujillo subrayó que del encuentro "se va a desprender un trabajo técnico muy acelerado para identificar una solución".

Acerca de la advertencia de Cortizo, Trujillo comentó que están "en proceso" y "naturalmente hay inquietudes y dificultades" del sector empresarial panameño, así como del colombiano, pero considera que "para eso es la diplomacia y las buenas relaciones".

La Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (ZLC) de Panamá, la mayor del continente, denuncia que el decreto 1419 del 6 de agosto de 2019 impone nuevas nuevas medidas arancelarias.

Por eso, este miércoles los empresarios de la ZLC dijeron en una misiva pública que "ya es hora que Panamá actúe con fuerza para defender los intereses del país" e instaron al Gobierno de Cortizo "a ejecutar medidas de retorsión (reciprocidad) contundentes" a Colombia.

La disputa entre ambos países se remonta a 2012, cuando Colombia empezó a aplicar aranceles del 10 % a los calzados y textiles procedentes de la ZLC con el pretexto de combatir el comercio ilícito, lo que generó un reclamo de Panamá.

La disputa ha vivido varias etapas, incluido un fallo de la OMC a favor de Panamá que obligó a Colombia a suspender ese arancel en 2016.

Colombia eliminó esa tasa pero aprobó varias medidas que endurecen los controles aduaneros y que, según las autoridades panameñas, dificultan de igual manera el comercio con la zona franca, donde operan 3.000 empresas dedicadas a la reexportación y trabajan cerca de 18.000 personas.

Panamá ha respondido elevando las tasas a algunas importaciones colombianas, entre ellas el café. 

Además de la tensión bilateral, el conflicto arancelario ha provocado que Panamá mantenga suspendida la ratificación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, suscrito en 2013. EFE