El Gobierno colombiano ordena cerrar vía que une Bogotá con Llanos Orientales

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Bogotá, 14 jun (EFE).- El Gobierno colombiano ordenó este viernes el cierre indefinido de la Vía al Llano, que une a Bogotá con la céntrica ciudad de Villavicencio, principal acceso a la región de los Llanos Orientales, despensa agropecuaria del país, ante los constantes derrumbes en parte de la carretera.

El Ministerio de Transporte informó en un comunicado que "con el objetivo de preservar la vida y garantizar la seguridad de las personas que transitan por el corredor vial" tomó la decisión de cerrar de forma indefinida la carretera hasta que "el corredor esté en condiciones de seguridad y transitabilidad".

En los últimos meses esa vía que serpentea por la cordillera oriental de los Andes y que debe superar notables accidentes geográficos ha sufrido varios aludes de tierra que han cortado el tránsito y puesto en riesgo a los conductores que transitan por esa ruta de 75 kilómetros.

Los aludes de toneladas de tierra y rocas tienen interrumpido el paso en el kilómetro 58, a la altura de la localidad de Guayabetal, en el departamento de Cundinamarca, donde la calzada desapareció bajo los derrumbes.

Por eso, el tránsito hasta Villavicencio, capital del departamento del Meta, se ha visto afectado y se han generado pérdidas millonarias para la economía del país.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia, anunció que pondrán en marcha una línea especial de crédito "con tasa de interés subsidiada para la compra de pasivos no financieros y para capital de trabajo, así como un incentivo al almacenamiento".

El objetivo es el de disminuir el impacto económico por el cierre de la Vía al Llano.

Los deslizamientos obligan a los viajeros a tomar vías alternas, como una de 340 kilómetros por el departamento de Boyacá, que además está en mal estado, lo que hace que el viaje se prolongue por más de siete horas.

A pesar de que se mantienen las obras de mantenimiento, el Gobierno declaró calamidad pública en Guayabetal, donde su población está en máxima alerta y a la espera de una posible evacuación.

El pasado 6 de junio, el presidente Iván Duque dispuso de 150.000 millones de pesos (un poco más de 45 millones de dólares) para el desarrollo de las obras de mantenimiento que den una solución a la carretera, fundamental para el suministro de alimentos al centro del país.

Debido a las fuertes lluvias que han azotado varias regiones del país, también se han producido deslizamientos en el departamento de Risaralda (centro), donde el pasado martes tres personas murieron en una carretera que comunica a esa región con los departamentos de Caldas y Valle del Cauca.

Esta semana otro alud de tierra dejó incomunicado por algunas horas a los habitantes del municipio de Titiribí, en el departamento de Antioquia, y en la localidad de Caldas, de la misma región, varias casas fueron destruidas por otro derrumbe. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad