El partido Farc ratifica su compromiso con la paz tras detención de Santrich

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Bogotá, 19 may (EFE).- El partido Farc ratificó su compromiso con el acuerdo de paz de Colombia en una carta enviada a sus militantes un día después de que volviera a ser detenido uno de líderes, Jesús Santrich, quien fue ingresado este sábado en un hospital de Bogotá por problemas de salud.


Los líderes de ese movimiento político, surgido de la antigua guerrilla, celebraron una reunión de emergencia en Bogotá para analizar la situación que provocó la detención de Santrich por parte de la Fiscalía, que aseguró tener "nuevas evidencias" de su participación en narcotráfico.

El convocante de la reunión fue el presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia (Farc), Rodrigo Londoño, conocido en su época de guerrillero como "Timochenko", que no pudo asistir al encuentro pero pidió a los excombatientes seguir firmes en el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016, a pesar de la detención de Santrich.

"Pese a las adversidades seguimos consecuentes en la defensa del proceso. Pretenden empujarnos a adoptar acciones desesperadas, que una vez materializadas les sean más que útiles para propinar la estocada final al proceso", aseguró en una misiva.

A la reunión de emergencia asistieron el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu; el líder de la misión de verificación de las Naciones Unidas, Raúl Rosende, y varios exjefes guerrilleros como Carlos Antonio Lozada, actualmente senador, y Pastor Alape, delegado de la Farc ante el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR).

Tras la reunión, el partido divulgó un comunicado en el que pidió al presidente Iván Duque recibir a una delegación de ese movimiento para "exponerle personalmente" las inquietudes que tienen, al tiempo que manifestó que la detención es "un desconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)".

"La detención ilegal de Jesús Santrich, fraguada desde la Fiscalía, es un desconocimiento de la Jurisdicción Especial de Paz, y por lo tanto a la Constitución Política, al tratar de burlar uno de sus fallos, al tiempo que se busca debilitar el pilar fundamental del acuerdo de paz", añadió el movimiento político.

Entre tanto, Seuxis Paucias Hernández, alias "Jesús Santrich", fue llevado en la madrugada de este sábado al Hospital Méderi por "alteración del estado de conciencia y signos neurológicos positivos" tras volver a ser detenido ayer nada mas salir de la cárcel La Picota, en la que estuvo 13 meses por solicitud de EE.UU. que pidió su extradición por narcotráfico.

Según detalló el centro médico, el exlíder de las FARC se encuentra clínicamente estable y está recibiendo "todo el apoyo científico que su condición médica requiere".

A la clínica Méderi también llegaron una treintena de simpatizantes de Santrich, quienes se concentraron pidiendo su libertad y criticaron a la Fiscalía por detenerlo de nuevo.

Algunas personas levantaron pancartas que decían "Libertad para Santrich", "Respetemos los derechos humanos" y "Salvemos la paz", entre otras consignas.

Para Daniel Leftaro, quien llevaba pegada en su pecho una cinta que decía "No a los medios que promueven la guerra", lo ocurrido con Santrich "va en contra de todos los derechos humanos de las personas, y eso fue muy grave" porque la JEP ya había ordenado su libertad inmediata esta semana.

Santrich fue detenido en Bogotá el 9 de abril de 2018 por la Fiscalía colombiana acatando los cargos de EE.UU. por narcotráfico, delito que, según la denuncia, cometió después de la firma de la paz.

En caso de que esa denuncia sea cierta, quedaría en manos de la justicia ordinaria y no de la JEP, el mecanismo de justicia transicional creado para juzgar los crímenes cometidos durante el conflicto armado colombiano.

Al respecto, el presidente colombiano, Iván Duque, manifestó hoy en Pasto, capital del departamento de Nariño (suroeste), que apoya la apelación de la Procuraduría (Ministerio Público) a la sentencia de la JEP con la que le concedió a Santrich la garantía de no extradición, alegando que no contó con pruebas suficientes del caso.

"Públicamente respaldamos la decisión de la Procuraduría de apelar ese fallo y además de buscar que con esa apelación se cumpla lo que ha debido ocurrir desde hace mucho tiempo y era la extradición de ese ciudadano, que lo que había realizado era una operación de narcotráfico que claramente es una reincidencia que ofende a las víctimas y al pueblo colombiano", aseguró Duque.

El mandatario agregó que "las personas que le cumplen al país y están genuinamente dejando ese camino de la violencia y están en la reincorporación tendrán siempre el apoyo y el acompañamiento del Estado". EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad