Evacúan a tres niños indígenas enfermos confinados en el oeste de Colombia

Foto referencia

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Bogotá, 21 mar (EFE).- El Ejército colombiano evacuó a tres niños indígenas que sufren de paludismo crónico y estaban confinados en una zona selvática del departamento del Chocó (oeste), donde la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) y la banda criminal del Clan del Golfo se enfrentan desde hace más de un mes.

Así lo informó el Ejército, que detalló en un comunicado que los menores hacen parte de la comunidad Embera Katio y fueron evacuados hacia la región del Urabá, en el departamento de Antioquia (noroeste), para "recibir atención médica especializada".

La información agregó que los menores, dos niños de dos años y una niña de uno, estaban en la vereda (aldea) de Alto Guayabal, que hace parte del municipio del Carmen del Darién, a donde llegó un helicóptero de la Aviación del Ejército que está acondicionado para atender este tipo de casos y partió desde Carepa.

El helicóptero Huey II aterrizó en una cancha de fútbol que fue improvisada como helipuerto.

Los menores fueron evacuados junto a sus padres porque "presentaban una aguda afectación en su salud, debido a que por las condiciones de la zona no habían podido recibir atención".

De vuelta al Urabá, los menores fueron llevados hasta la Clínica Panamericana de Apartadó, la más importante de la región, "en donde fueron internados para ser valorados y comenzar un tratamiento que ayude a superar la afección que presentan".

"En la zona continuarán presentes los uniformados para apoyar a las comunidades de esta zona del departamento de Chocó", añadió el Ejército.

El pasado 14 de marzo, el alcalde del Carmen del Darién, Erlin Ibargüen, aseguró que por el confinamiento murieron cuatro menores por falta de atención médica.

Los menores, agregó Ibargüen, sufrieron brotes, diarrea y otras enfermedades asociadas que no se pudieron tratar y por las que murieron.

El pasado 7 de marzo, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) denunció que desde el 18 de febrero las comunidades del Carmen del Darién tienen "restricciones a la movilidad y acceso a servicios de salud, abastecimiento de alimentos y riesgos en protección".

Según la OCHA, los indígenas tienen dificultades para acceder a sus parcelas y cultivos por "la prohibición" del ELN y del Clan del Golfo "a la población para transitar" hacia otros corregimientos (pueblos), así como por la alerta de posibles accidentes con minas antipersonales en los senderos por donde transitan. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad