Senadores viajan a suroeste colombiano para indagar paradero de Iván Márquez

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

ogotá, 10 sep (EFE).- Al menos una decena de parlamentarios que integran la Comisión de Paz del Senado colombiano viajaron hoy con funcionarios de la ONU a una de las zonas en el departamento del Caquetá (suroeste) donde permanecen desmovilizados de las FARC para indagar sobre el paradero de Iván Márquez.


"Comisión de Paz preocupada por La Paz en Colombia, ya lista para Miravalle", escribió en un mensaje en su cuenta de Twitter esa delegación, que acompañó con una foto de los congresistas en un avión.

Entre los parlamentarios que viajan a esa zona selvática del país se encuentra Roy Barreras, Armando Benedetti, Iván Cepeda, García Realpe, Alberto Castilla, Richard Aguilar, Antonio Sanguino, Óscar Tulio Lizcano y Pablo Catatumbo, del partido FARC.

El pasado 29 de agosto esa Comisión informó que visitarían el Espacio Territorial de Reincorporación y Capacitación de Miravalle para "analizar" la ausencia de Márquez, número dos del partido FARC, cuyo paradero se desconoce desde julio pasado.

"Ya en San Vicente del Caguán. Abordamos ahora helicóptero hacia Miravalle. Gracias a ONU y a Fuerzas Militares por apoyo a la misión", manifestó hoy, por su parte, el senador Barreras en Twitter.

De igual forma, Aguilar señaló en esa red social que se encuentra en compañía de la funcionaria de la ONU Olga González para "viajar al Caquetá donde verificaremos condiciones de reincorporación de FARC".

La dirección del partido FARC afirmó el pasado 16 de agosto que desconoce el paradero de Márquez; de Hernán Darío Velásquez, alias "el Paisa", exjefe de la columna Teófilo Forero, una de las más violentas de la antigua guerrilla, y de Henry Castellanos Garzón, alias "Romaña".

Márquez, que fue el jefe negociador de las FARC en los diálogos de paz en La Habana, no asumió su escaño como senador alegando incumplimientos del acuerdo de paz y en protesta por la detención el pasado 9 de abril de Jesús Santrich, otro líder guerrillero pedido en extradición por Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico.

A estos abandonos de los espacios de reinserción se sumaron las de otros seis exlíderes la semana pasada, quienes desistieron de sus responsabilidades con aproximadamente 1.500 excombatientes que residen allí y se marcharon con rumbo desconocido, según la Misión de Verificación de la ONU en Colombia. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad