Cuestionan a Carrasquilla por negocio que “empobreció a 117 municipios”

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda.

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El caso tiene que ver con los ‘Bonos Agua’, que supuestamente servirían para que municipios financiaran saneamiento ambiental y acueductos.

El periodista Daniel Coronell revivió una controversia que salpica a Alberto Carrasquilla, actual ministro de Hacienda, relacionada con los llamados ‘Bonos Agua’.
Carrasquilla, cabe recordarlo, había ocupado el mismo cargo durante el gobierno de Álvaro Uribe, entre junio de 2005 y febrero de 2007.

En diciembre de 2007, cuando Alberto Carrasquilla ya estaba fuera del Ministerio de Hacienda, se aprobó una ley que les permitió a los municipios “empeñar recursos futuros” para conseguir, a través de un intermediario, dinero destinado a obras de saneamiento y acueductos.

Carrasquilla, al poco tiempo de que la ley se aprobó, se unió con Andrés Flórez (exdirector de Fogafín) para crear la empresa Konfigura, que se convirtió en asesora para que los municipios consiguieran dichos recursos con los llamados ‘Bonos Agua’, asegura Coronell en su columna de Semana.

Flórez y Carrasquilla convencieron a más de 100 alcaldes con el argumento de que ellos no pagarían la deuda, sino sus sucesores, según denunció el senador Jorge Robledo, en su página web, el pasado 3 de agosto.

De acuerdo con Robledo, 400.000 millones de pesos fueron colocados en bonos, y a los prestamistas les pagaron una tasa UVR (Unidad de Valor Real) de +8%, mientras “a los municipios les cobraron la muy alta de UVR+11%”.

El senador, además, señala a Carrasquilla “y sus socios” de quedarse con unos 14.000 millones de pesos anuales durante cinco años, pues a ellos les correspondía el 3% de la operación.

En agosto de 2014, Mauricio Cárdenas, entonces ministro de Hacienda, anunció el fin de los ‘Bonos Agua’, debido a que los 117 municipios que los adquirieron ya estaban muy endeudados, y explicó que estos serían reemplazados por una línea de crédito blanda de la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter).
De esas poblaciones, solo 30 pudieron ejecutar los bonos, y los tenedores de los bonos no pudieron revenderlos “dado su alto riesgo”, agrega el senador Jorge Robledo.