Duque deja en suspenso diálogos con el Eln hasta que libere a secuestrados

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El presidente colombiano, Iván Duque, manifestó hoy que al cumplirse el plazo de 30 días que dio para analizar el diálogo con el Eln, no reanudará la mesa de negociación en La Habana hasta que la guerrilla demuestre una voluntad real de paz y libere a todos los secuestrados.

"El 7 de agosto, hace un mes, cuando tomamos posesión de la Presidencia de la República, le dije a Colombia que íbamos a hacer una evaluación en un período de 30 días sobre lo que fueron las conversaciones entre el Gobierno anterior y el Eln", recordó el mandatario este sábado.

Durante el sexto "Taller Construyendo País", en el municipio de Amagá, que hace parte del departamento de Antioquia (noroeste), Duque indicó que en la evaluación se determinó que en los 17 meses de conversaciones del Gobierno del hoy expresidente Juan Manuel Santos con el ELN se cometieron 462 actividades criminales que dejaron cerca de 100 víctimas fatales.

Además, se hicieron "148 atentados contra la infraestructura petrolera, que han generado realmente un ecocidio, y se han presentado cerca de 16 secuestros", agregó.

Por lo anterior, aseveró el gobernante, "hasta que no se cumpla la premisa de liberar a todos los secuestrados nosotros no vamos a designar a nadie para que se siente en esa mesa a tener ningún tipo de aproximación".

Si la guerrilla da por terminadas las actividades criminales, el jefe de Estado dejó claro que el Gobierno "está listo a iniciar la exploración, que debe tener una agenda clara y unos tiempos definidos, por el bien de la sociedad colombiana".

A pesar de la decisión, que calificó de "constructiva, patriótica y ajustada al cumplimiento de la Constitución y de la Ley", Duque celebró que en los últimos días varias personas hayan recuperado la libertad y que en las próximas horas otras más posiblemente lo hagan.

Posteriormente, el insurgente del ELN conocido como comandante "Uriel" aseguró que, a pesar de la decisión de Duque, de no reanudar por el momento el diálogo de paz en La Habana, esa guerrilla cumplirá la promesa de liberar a los secuestrados.

"A pesar de las declaraciones de Iván Duque seguimos firmes en cumplir la palabra de hacer las liberaciones de forma unilateral", indicó en su cuenta de Twitter el comandante "Uriel" quien el viernes manifestó que estaba claro que "no hubo disposición del Gobierno para pactar el protocolo" de liberación de seis secuestrados.

El ELN inició el año pasado en Quito negociaciones de paz con el Gobierno del entonces presidente, Juan Manuel Santos.

En mayo último el diálogo fue trasladado a La Habana, pero desde que asumió la Presidencia Duque condicionó la continuidad a que la guerrilla deje de secuestrar y libere a quienes tiene en su poder.

Un primer paso en ese sentido dio la guerrilla el pasado 5 de septiembre al liberar a tres militares que tenía secuestrados en el este del país.

Los uniformados, secuestrados el 8 de agosto pasado en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, son Orlando Yair Vega Díaz, Juan Pablo Rojas y Eduardo Caro Bañol.

En el mismo sentido, el jefe negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias "Pablo Beltrán", anunció ayer en una entrevista con la cadena estadounidense CNN que este fin de semana o a comienzos de la entrante serán liberados seis secuestrados más.

"La Iglesia y otros sectores humanitarios acompañados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) están en estos momentos tratando de que en el Chocó se haga la liberación de seis personas, integrantes de las Fuerzas Armadas que fueron detenidos el 3 de agosto y que nosotros nos comprometimos a que se iban a liberar muy pronto", indicó Beltrán al respecto.

En la entrevista, el líder insurgente precisó también que el ELN "solo tiene a nueve personas retenidas".

El grupo de seis secuestrados que cayó en manos de la guerrilla cuando navegaba por el río Arquía, en el departamento del Chocó (oeste), lo conforman los policías Wilber Rentería, Luis Carlos Torres Montoya y Yemilson Leandro Gómez Correa; el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva y dos civiles cuyos nombres no fueron suministrados.

Ante lo anterior, el presidente Duque manifestó que "es importante que la ciudadanía entienda que no se puede hablar de paz mientras se está apelando a la violencia como mecanismo de presión al Estado y a la sociedad colombiana".

Asimismo, sostuvo que el Gobierno tiene "toda la voluntad" de dialogar, pero para ello recalcó que se necesita "ponerle fin a todas esas actividades criminales". EFE

Zona de los archivos adjuntos