Indígenas marchan contra la minería en la Sierra Nevada

Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Centenares de indígenas marcharon hoy por las calles de Valledupar, capital del departamento Cesar (norte), para pedir el fin de la minería en la Sierra Nevada de Santa Marta, el sistema montañoso litoral más alto del planeta.

La minería "pone en evidente riesgo" la sierra "desde el punto de vista ambiental", pero también "la pervivencia física y cultural" de los pueblos indígenas que habitan en la zona, dijo a Efe el líder del pueblo arhuaco Saúl Mindiola.

"Hoy estamos haciendo una marcha en Valledupar luego de más de 20 días de estar en la ciudad una representación del pueblo arhuaco en el marco de la Confederación Indígena Tayrona", destacó Mindiola, quien explicó que han recibido el apoyo de colectivos universitarios, sindicales y de otros pueblos ancestrales colombianos.

También denunció que "hoy la política nacional está llevando a la (actividad) minera" puesto que "se han otorgado 183 títulos mineros" en la Sierra Nevada y hay "más de 300 solicitudes".

El líder indígena denunció que hay también "ejercicios de construcción de megaproyectos" y proyecciones de explotación minera dentro del territorio ancestral de los pueblos aborígenes que habitan la Sierra Nevada.

Preguntado por la consulta previa a las comunidades, obligatoria para comenzar proyectos mineros, Mindiola subrayó que ese trámite "termina siendo argumento administrativo".

"Nosotros no negociamos nuestra madre tierra y consideramos que para este tipo de temas de megaproyectos no debe ser consultados. Sencillamente apelamos para que la Sierra Nevada sea declarada libre de minería", sostuvo.

En caso de no ser escuchados, advirtió de que la Sierra queda en "un alto grado de vulnerabilidad" y los habitantes, indígenas y quienes se nutren del agua que sale de sus montes hasta las ciudades, se verían damnificados.

En Colombia se ha suscitado otro debate por el posible inicio de actividades mineras en el páramo de Santurbán, en el departamento de Santander (noreste).

El conflicto surgió cuando el proyecto Minesa, que tiene como principal accionista al fondo Mubadala de Emiratos Árabes, pidió una licencia para desarrollar una explotación minera de extracción de oro en las inmediaciones del páramo, una región natural protegida que además provee de agua a los municipios próximos. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad