Diferencia entre estructuras sismorresistentes y estructuras antisísmicas

Las estructuras sismorresistentes y estructuras antisísmicas no son lo mismo.

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Font Size
Si bien tiende a entenderse que sismorresistente y antisísmico son una misma cosa, hagamos la diferencia estricta entre ambos conceptos. Además podrá saber qué edificación escoger a la hora de comprar.

Ante los sismos que se han venido presentando no solo en el mundo, sino en Colombia, y donde Magdalena no ha sido la excepción, es importante conocer el material de las estructuras a la hora de comprar y que está ante un evento de esta magnitud no se venga abajo.

Las estructuras sismorresistentes y estructuras antisísmicas no son lo mismo, aunque tengan la misma intención. Sismorresistente significa que debe resistir los esfuerzos provocados por un sismo, lo cual afecta a toda edificación en zona sísmica y se ciñe estrictamente a que cuando suceda un terremoto el edificio no colapse, sea cual sea su naturaleza. Así, por ejemplo, en la norma sismorresistente española se aplican reglas y limitaciones a las estructuras de edificios según sus tipos estructurales y, muy importantes, su configuración geométrica.

Por otro lado, antisísmico significa que está específicamente pensado no ya para resistir el sismo, sino para mitigar su efecto. Es decir, para que el sismo le afecte lo menos posible. También habrá de ser sismorresistente, pero en tanto su diseño mitiga el efecto del sismo, los esfuerzos provocados por éste serán menores. Esta es la diferencia fundamental: hacer que el efecto del sismo sobre la edificación sea el menor posible.

Diseño antisísmico

Pues el diseño antisísmico se basa fundamentalmente en conseguir que la frecuencia propia del edificio sea baja en relación a la del sismo, aparte de otras estrategias que permiten que el efecto del sismo se disipe y provoque menos esfuerzos en la edificación. Estas otras estrategias suponen aligerar el peso propio cuanto sea posible -puesto que la fuerza sísmica es proporcional a la masa en movimiento-, hacer diseños simétricos en dos direcciones ortogonales en planta y otros basados en la tipología estructural, donde lo básico es que la estructura resulte dúctil, es decir, que pueda deformarse considerablemente sin que los esfuerzos en ella aumenten.

Para lo que se refiere a controlar el efecto del sismo por separación de la frecuencia propia de la estructura respecto de la del sismo, se consigue actualmente mediante amortiguadores o disipadores dinámicos. Es decir, haciendo que en la transmisión de la aceleración sísmica al edificio se interpongan elementos que absorban parte de la energía del sismo o mediante masas que puedan moverse y que induzcan una vibración contraria a la que el sismo provoca.

Por tanto, la diferencia entre estructuras sismorresistentes y estructuras antisísmicas es que las estructuras antisísmicas son las pensadas para que el efecto del sismo sea el menor posible y las sismorresistentes son las que hayan de soportar los esfuerzos de sismo, mayores cuanto menos antisísmicas sean en su diseño.
Publicidad