Sector inmobiliario en el Departamento ha estado rodeado de altas y bajas

A través del tiempo el sector inmobiliario en el Magdalena ha tenido sus tiempos de auge, pero también de crisis. Foto/Archivo

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Font Size
Para el director de la Lonja de Bienes Raíces del Magdalena, Pedro Ramírez lozano, el sector inmobiliario en el Departamento a lo largo de su historia ha estado rodeado de altas y bajas, siempre superando las crisis.


Pedro Ramírez lozano.
Pedro Ramírez lozano.

Ramírez lozano señaló que en el año de 1996 al 2001 el sector inmobiliario que periodos atrás venía en crecimiento, tuvo una crisis bastante fuerte que afectó a muchas empresas dedicadas a este mercando, tanto que tuvieron que vender parte de sus bienes para responder a las deudas.

“Fue una crisis bastante aguda, dejó en bancarrota los pequeños, medianos y grandes constructores, todo el mundo perdió dinero. Todo esto se dio a una crisis política que vivió el país, además del conflicto armado, uno no podía ir ni siguiera a Fundación porque lo secuestraban, estos factores influyeron en gran parte para que se dieran estos malos resultados en el sector inmobiliario del país”.

Sin embargo, para el director de la Lonja de Bienes Raíces del Magdalena, entre el 2002 y el 2008 hubo un repunte en el sector inmobiliario y ese se mantuvo con algunos altos y bajos hasta el 2015.

“La economía del país tomó un respiro y mejoró la capacidad de adquisitiva de sus habitantes. Sin embargo, en estos dos últimos años otra vez apareció la crisis, bajó el petróleo, las exportaciones de carbón; todo esto repercute en el sector inmobiliario, que se mueve a través de la inversión”, expuso.
El sector inmobiliario ya no deja las ganancias de antes

Para el director de la Lonja de Bienes Raíces del Magdalena, Pedro Ramírez lozano, el panorama del movimiento inmobiliario en las ganancias ya no es el mismo que años anteriores.

Señala que esto se da a que no existe flujo de capital en la calle para comprar y vender los bienes.

“Anteriormente uno daba el 30 % en la cuota inicial cuando se estaba construyendo el apartamento y cuando ya estaba listo, esa plata se duplicaba, era el mejor negocio que existía, porque si tenías un título de capitalización, eso se te iba devaluando. Pero te repito en estos tiempos no hay mucho poder adquisitivo, la economía se vino al suelo”.

Los servicios siguen siendo la barrera en el Distrito
El director de la Lonja de Bienes Raíces del Magdalena, Pedro Ramírez lozano, explicó que a pesar del paso del tiempo Santa Marta no ha logrado superar el problema que tiene con los servicios de agua y alcantarillado.

“No contar con buenos servicios básicos, es un trancón que tenemos aquí en el Distrito. Muchas veces se da el caso que el constructor compra un lote alejado de la ciudad, realiza el proyecto de vivienda y en algunas ocasiones algunas comunidades que padecen de estos servicios se conectan a sus fases y terminan afectando a los propietarios del complejo habitacional”, explicó.

Agregó que a pesar de todo lo nombrado Santa Marta sigue siendo un escenario escogido por muchos constructores para desarrollar proyectos habitacionales.

“Tenemos el Puerto, nos falta ampliar la pista del aeropuerto Simón Bolívar, esto nos ayudará mucho para ampliar el margen de turistas extranjeros, algo que puede traer inversión en el sector inmobiliario”, concluyó.