Construcción de edificaciones creció 11%: un aporte fundamental a la economía y las regiones

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Font Size
Con estos resultados, el llamado del gremio es a seguir generando condiciones para la confianza de los hogares y la inversión de las firmas.

Durante el tercer trimestre del año, la construcción fue el sector que más creció; por su parte, la rama de edificaciones se ubicó como la tercera actividad con mejor desempeño en el país.
Los datos revelados por el Dane sobre el crecimiento de la economía, mostraron que al tercer trimestre de 2016 el PIB presentó una variación anual de 1,2%, cifra que marca los efectos de la desaceleración que ha vivido el país. Sin embargo, en ese contexto, el sector de edificaciones creció un 11% comparado con el mismo periodo del año anterior, mientras que frente al segundo trimestre de este año la variación fue de 2,2%. En lo corrido del año la cifra llega a 8,1%.
La presidenta ejecutiva del gremio, Sandra Forero Ramírez, manifestó que “sumado al volumen de actividad constructiva que vienen generando los proyectos comercializados desde 2015, el buen dinamismo del sector estuvo soportado en el positivo aporte que da el desarrollo de proyectos comerciales de gran escala en las ciudades y la sostenibilidad en el volumen de construcción de vivienda que impulsa la política habitacional del Gobierno Nacional”.

La ejecutiva del gremio enfatizó que, “frente a la actual coyuntura macroeconómica y las necesidades de inversión, vivienda y desarrollo urbano que requieren las regiones, la construcción de edificaciones debe ser un pilar fundamental para impulsar y preservar el dinamismo económico”.
Con estos resultados, el llamado del gremio es a seguir generando condiciones para que la confianza de los hogares y la inversión de las firmas garanticen la sostenibilidad del sector en el largo plazo; por eso, la construcción de edificaciones debe tenerse muy en cuenta en las actuales discusiones de política económica, como la reforma tributaria y las acciones de desarrollo urbano que emprendan los alcaldes en su segundo año de administración.