Representantes de América Latina se capacitaron en Buenas Prácticas de Laboratorio

Agropecuaria
Tamaño Letra
  • Font Size

Las Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL) son el sistema de garantía de calidad, relacionadas con la organización de los estudios que tienen como propósito originar datos desde el punto de vista de la salud humana, el medio ambiente, que incluyen actividades efectuadas en laboratorio, invernadero o campo. 

 

Con el objetivo de avalar el prestigio internacional que ostenta el país en materia de Buenas Prácticas de Laboratorio, BPL, el ICA realizó una capacitación a las delegaciones de Costa Rica, Panamá, Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia.

Durante la jornada, se explicó como ejecutar las BPL su adecuado cumplimiento y su aplicabilidad, de acuerdo con las normas internacionales en aditivos para la alimentación, productos farmacéuticos, plaguicidas, cosméticos, medicamentos veterinarios, y productos químicos e industriales.

Igualmente, se expuso a los asistentes como realizar la instalación y la organización de pruebas, dejando claro cada uno de los roles dentro del equipo de trabajo y resaltando la importancia de contar con equipos aptos para el estudio a realizar.

Así mismo, se dio a conocer a la delegación internacional como asegurar la calidad en los análisis de residuos mediante gráficas, en las que se mostraron los límites máximos, para asegurar la eficacia que permita un excelente resultado final de los análisis.

Además, se dio a conocer el programa de aseguramiento de la calidad y los procedimientos operativos estándar, que corresponden a los métodos operativos que se deben aplicar.

Adicionalmente, la adaptación de las instalaciones relativas a los sistemas de pruebas, teniendo en cuenta la manipulación adecuada de elementos para asegurar la rigurosidad de la calidad del proyecto.

Durante la segunda fase del taller realizada en las instalaciones de LANIA, se explicó como adecuar los archivos y se resaltó la importancia de su organización, que deben contener el plan de estudios, datos exactos, el tiempo de los muestras y de sustancias de ensayo que se deben conservar y reposar durante el periodo especificado de acuerdo a las normas establecidas en las BPL.

Igualmente, se mencionaron las responsabilidades del personal encargado del proyecto, confirmando métodos y procedimientos que reflejen los datos originales del estudio, con el fin de evaluar los informes finales.

“La seguridad alimentaria toma un gran valor en el mundo entero, debemos garantizar una alimentación que cobije la población mundial, que sea  sana y libre de agentes contaminantes tanto físicos, químicos como microbiológicos y que cumpla los estándares establecidos por la Organización Mundial del Comercio, quien recomendó a los países miembros, el establecimiento de los límites máximos de residuos en los alimentos, facilitando el comercio y fortaleciendo la inocuidad alimentaria”, manifestó la Subgerente de Análisis y Diagnóstico del ICA, Ana María García.

Más Noticias de esta sección

Publicidad