Gremios agricultores rechazan IVA a la canasta familiar

Agropecuaria
Tamaño Letra
  • Font Size

“Nuestra junta directiva hace un llamado al Gobierno Nacional y al Congreso para que analicen con mayor detenimiento las implicaciones de esta iniciativa”, dijo Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC.

 

La Sociedad Agricultores de Colombia (SAC) se pronunció sobre la ley de financiamiento que fue presentada por el Gobierno Nacional y que contempla extender el IVA a la canasta familiar con un 18%, asegurando que es inconveniente porque tendrá un fuerte impacto en el consumo de los hogares y afectará a los productores del país.

“Es un camino que afectara directamente y sensiblemente a los bolsillos de los consumidores de menores ingresos de nuestro país. Nuestra junta directiva hace un llamado al Gobierno Nacional y al Congreso de la República para que analicen con mayor detenimiento las implicaciones de esta iniciativa, así como el impacto que tendría dejar por fuera de la devolución del IVA a los hogares que tienen serias restricciones en su ingreso y que dedican gran parte del mismo a financiar el consumo de los alimentos”, indicó Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC.

El gremio también reconoció los retos que enfrenta el Gobierno Nacional para financiar el presupuesto pero consideró que el camino propuesto de incrementar el costo de productos como el huevo, el arroz, el pollo, la carne de res, el cerdo, el pescado, la papa, las verduras, las frutas, las hortalizas, la leche y sus derivados, entre otros, es inadecuado para los colombianos.

“El camino propuesto de incrementar el costo de la alimentación es inadecuado. Manifestamos nuestra permanente disposición a dialogar con el Gobierno y el Congreso, para que se encuentren alternativas que no vulneren la alimentación de los consumidores colombianos y que permitan encontrar las fuentes de financiamiento para el presupuesto nacional”, indicó Bedoya.

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Arroceros de Colombia (Fedearroz) Rafael Hernández, indicó que el arroz es uno de los productos más afectados por este incremento del 18 % porque “afecta directamente a los dos extremos de la cadena, a los consumidores y productores, y es indudable que este aumento tiene un impacto directamente a las poblaciones de menores recursos y a otros estratos que tienen dificultades siendo el arroz una alimento básico en la dieta de los colombianos”.

Asimismo, el presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) Gonzalo Moreno, resaltó que esta medida tendría un impacto en el consumo de huevo, el cual bajaría un 8,7 %, mientras que el de pollo sería del 10%, así como en los aspectos de nutrición de los hogares del país.

“Lo que significaría el IVA es un incremento del 18 %. Un huevo que vale 300 pesos quedaría costando 416 pesos y con esto lo que van a hacer es redondearlo al 450 pesos con un efecto real de aumento del 28% en los precios . Nos preocupa porque el pollo y el huevo son las proteínas más consumidas en Colombia por su alto contenido nutricional y por su bajo costo en el país, y esto llevaría a que las personas los dejen de comprar teniendo también un efecto en la nutrición de los hogares”, indicó Moreno.

Entre tanto, Alfredo Ostos, presidente del Fondo Nacional de la Porcicultura (PorkColombia) indicó que con el IVA a la carne de cerdo afectaría además del consumo, el empleo en el sector, el cual genera 120.000 puestos formales en el país.

“Los porcicultores tenemos dos dimensiones, en primer lugar nosotros empleamos 120.000 personas de forma directa y por eso 500.000 familias estarían afectadas en el país. En términos de consumo consideramos que con el IVA se nos caería en un 12 % y esto se traduce en 60.000 toneladas de carne de cerdo que se van a dejar de vender y no sabemos qué vamos a hacer con esta producción. Lo que nos parece muy grave es que el Gobierno quiera gravar con un 18 % la seguridad alimentaria de los hogares”, explicó Ostos.

Jeffrey Fajardo, presidente de Asoleche indicó que al sector lácteo les preocupa que la propuesta del Gobierno desencadene una informalidad en los productores, impactando el consumo de los hogares. Además, también podría afectar los empleos que genera la ganadería lechera en el país.

“Para el sector lácteo es una condena a los estratos menos favorecidos para que consuman productos en la informalidad y es un mecanismo a través del cual incentivarán a esas productoras informales que no cumplen con ningún estándar sanitario y que afectarían a aquellos estratos que tienen un consumo muy bajo de productos del sector. Las empresas formales van a ver una disminución en el consumo y esto podría generar un impacto en los 800.000 empleos directos que tiene la ganadería láctea en el país”, indicó Fajardo.

En cuanto al consumo de papa, Germán Palacio, presidente de la Fedepapa, aseguró que este producto es el segundo de importancia en el consumo de los estratos 1, 2 y 3 y estas poblaciones serían las más afectadas si se incrementan los precios. “El consumo de papa ha venido bajando y con un incremento con el impuesto de IVA sería catastrófico para los productores del país y nosotros creemos que podríamos tener una reducción de entre el 10 % y 15 % en el consumo”.

Finalmente, el presidente de la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), Álvaro Palacio, rechazó la propuesta de este IVA teniendo en cuenta el bajo consumo de frutas y hortalizas en el país, lo cual desencadenaría una mayor impacto en este sector.

“El sector hortifrutícula presenta dos condiciones negativas, una de ellas es la informalidad porque las frutas y hortalizas se venden principalmente en la calle, y la segunda es el bajo consumo de frutas y hortalizas en el país. La Organización Mundial de la Salud recomienda 400 gramos y en Colombia estamos en 200 gramos y con el IVA se genera más informalidad y se desestimula el consumo y por lo tanto se va a afectar la salubridad de los colombianos", manifestó Palacio.

Publicidad