Reforma al ICA y lucha contra el contrabando

Andrés Valencia, nuevo jefe de la cartera de Agricultura y Desarrollo Rural.

Agropecuaria
Tamaño Letra
  • Font Size
Andrés Valencia participó en el congreso del gremio bananero Augura en la ciudad de Santa Marta.

En su primer acto oficial como jefe de cartera afirmó que se revisarán las funciones de contratistas para evaluar su pertinencia y encontrar espacios para el "ahorro de recursos públicos". Una reforma al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y al Banco Agrario anunció este viernes el nuevo ministro de Agricultura, Andrés Valencia, durante su primer acto oficial, en Santa Marta. El propósito es mejorar el gobierno corporativo de esas entidades, y, en el caso específico del ICA, la idea es desarrollar una diplomacia sanitaria “que permitirá abrir más mercados a los que hoy en día no tienen acceso los productos agropecuarios, pese a tener suscritos tratados de libre comercio”, resaltó el Ministerio.

El jefe de la cartera participó en el VIII Congreso Técnico Bananero del gremio Augura, que se realizó en la capital del departamento de Magdalena. Allí se refirió a la necesidad que persiste de que el sector agropecuario aumente su productividad y fortalezca su oferta agroexportadora. La lucha contra el contrabando, que afecta la rentabilidad de los productores y pone en riesgo el estatus sanitario del país, fue otro de los puntos que el ministro mencionó como prioritario.

Por el lado de la institucionalidad anunció que se revisará la pertinencia de las funciones de contratistas de las entidades del sector, en aras de cumplir con el “mandato claro en materia de austeridad” que, dice Valencia, ha impartido el presidente Iván Duque. Respecto a la preocupación por los techos presupuestales para el próximo año para entes como la Agencia Nacional de Tierras (ANT), Valencia afirmó que se darán las discusiones necesarias con el ministro de Hacienda, para buscar un “equilibrio” de recursos en todos los sectores. Resaltó la necesidad de continuar con acciones como el barrido predial que ha venido realizando la ANT para la formalización de las tierras.

Sobre las propuestas que el nuevo mandatario de los colombianos ha hecho para el sector agropecuario, el ministro mencionó la posibilidad de que los emprendimientos en el campo tengan exención tributaria por 10 años “siempre que generen empleos estables y formales”.

Así mismo hizo el anuncio de la transferencia de $30.000 millones adicionales al Programa de Seguro Agropecuario, que estarán a disposición de los agricultores para financiar las pólizas que protegen sus proyectos productivos.

“El seguro agropecuario es la principal herramienta para proteger la inversión de los productores del campo de los riesgos climáticos. El incremento busca protegerlos de la variabilidad climática como sequías o inundaciones y vincular nuevos cultivos. Nuestro desafío es contar con alternativas de protección a los cultivadores  y productores pecuarios, buscando instrumentos que aseguren contra plagas y enfermedades”, explicó el ministro Valencia Pinzón.

Agregó que aumentar el presupuesto de inversión y direccionar los incentivos a las coberturas de riesgos, es uno de los motores para dinamizar la economía agropecuaria y devolverles la confianza a los productores agrícolas, que históricamente han tenido pérdidas por las sorpresas del clima. 

Todos los productores agropecuarios pueden acceder al incentivo. El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a través del Fondo para Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), otorga un apoyo del 80% a los pequeños productores sobre el valor de la prima del seguro.

Es decir, que por cada $100 de prima, el Gobierno paga hasta $80 y el productor solamente pagará $20 más el IVA. A su vez, los porcentajes son de 60% y 70% a medianos y grandes, que cumplan con los requisitos exigidos por el programa.

En 2017 se aseguraron 151.785 hectáreas. La distribución corresponden principalmente a caña de azúcar (34,2%); banano (22,8%); plantaciones forestales (19,4%); arroz (10,1%); maíz (6,7%); cultivos de tabaco (2,5%) y soya (1,3%), entre otros.  

Publicidad