El reciclaje, una oportunidad de vida que también salva al planeta

Manuela Vega Vives, una mujer que ve en el reciclaje una oportunidad de hacer empresa.

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Font Size
En pleno siglo XXI, aún existe una percepción entre las personas que el reciclaje no hace la diferencia, desinformación que ha hecho que no se asuma la responsabilidad de hacerlo.

Una de las mejores maneras de ayudar al medioambiente es cuando reciclamos, lo cual permite reducir el consumo y el desperdicio; y solo se requiere de tiempo para aprender a separar los desechos.
Pero además de ayudar al medio ambiente, el reciclaje se ha convertido en una oportunidad de vida para aquellos empresarios que ven en él la oportunidad de hacer microempresa.

Una de esas personas, es la empresaria samaria Manuela Vega Vives, quien ha hecho del reciclaje una microempresa de accesorios para damas, como mochilas, bolsos, carteras entre otros, llamada ‘Manecitas Rosadas’.

Como nace la idea

Esta idea empezó en el año 2018, cuando hacía unos bolsitos para regalarles a familiares, ahí supo que tenía que ser una empresa, y empezó a serlo. Pero esta ida no solo ayuda al planeta con el reciclaje, sino también, busca ayudar a mujeres que no cuenten con empleos.

Como contribuir con el planeta

Su preocupación es el mar, del cual ve cómo se van acabando las especies marinas por la alta contaminación. “El objetivo es disminuir el plástico, la bolsa, precisamente por eso empecé a utilizar esto y quiero montar más a delante una línea donde podamos tener a disposición las bolsa de mercado con unas telas más resistentes2, manifestó la empresaria.

Hay que concientizar a la humanidad, nos quejamos por los cambios climáticos, pero seguimos deforestando, no tenemos el cuidado de mantener una vegetación consecuente con el clima que manejamos, este es nuestro escudo las plantas son la protección que debemos utilizar permanente mente.

El reciclajes importante, en la casa debe de haber dos sitios para disponer adecuadamente, tenemos que poner el plástico a un lado y lo orgánico en otro; plástico, papel, cartón es tan fácil y le facilita el trabajo a los recicladores.

La humanidad continúa generando basuras

Se estima que cada persona genera al día más de un kilo de basura. Si multiplicamos esta unidad por los millones de habitantes y por los 365 días del año, la cifra que obtenemos puede resultar un signo de exceso y derroche. De sobra es conocido el desgaste que sufre el medio ambiente y la escasez de recursos naturales que se extraen de él. Tomar conciencia sobre este problema y contribuir con pequeños gestos mediante el reciclaje, tanto de materiales ya usados como de basura, es algo muy sencillo que contribuye al ahorro de energía y a la prevención de los recursos naturales del planeta.

Con el reciclaje, introducimos los materiales ya usados y sin ninguna utilidad, en el ciclo de producción convertidos en materias primas de nuevo. Así, adoptar esta actitud tanto en el trabajo como en casa, nos aportará múltiples beneficios, y lo que es más importante, ayudamos a mantener un entorno sostenible y habitable para las futuras generaciones.

Pero el reciclaje no consiste sólo en separar el cartón, el vidrio o el plástico, sino que es fundamental informar acerca de esta acción a otras personas con las que se convive o trabaja, practicar el reciclaje en el propio hogar y hacer responsables a todos los miembros de la familia, encargarse de llevar los materiales al contenedor correspondiente y controlar el cumplimiento del correcto reciclaje. Con el paso del tiempo, reciclar se convertirá en una tarea común y se realizará de manera inconsciente, gracias a la total sensibilización sobre el tema.

Ventajas que aporta el reciclaje

Desde el punto de vista económico, esta actividad genera más empleo en el sector manufacturero, se necesita mano de obra para recolectar los materiales y clasificarlos.
La utilización de materiales reciclados en los procesos de producción disminuye el consumo de energía, al mismo tiempo que se conservan grandes cantidades de recursos naturales y se reduce la cantidad de residuos que van a parar a los vertederos o la incineración.

Evita la contaminación causada por la manipulación de materiales vírgenes en la fabricación de productos y se disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero que afectan al cambio climático global.
Una mayor concienciación social sobre la explotación excesiva de recursos naturales y el daño al medio ambiente, que se traduce en políticas de actuación por parte de los gobiernos y empresas.

Creamos puestos de trabajo

Reciclar en casa supone preservar el medio ambiente y algo tan importante como ayudar a la creación y al mantenimiento de puestos de trabajo. Porque el proceso de reciclaje de residuos necesita de empresas y personas trabajadoras que recojan los distintos materiales y los clasifiquen.

Preservamos el medio ambiente

El vertido de las basuras domésticas o los desechos procedentes de la industria, como son los tintes textiles o los productos químicos agrícolas, están contribuyendo a contaminar algunos ríos del planeta, mermando su riqueza natural y destruyendo los hábitats de muchas especies. Es vital actuar de forma responsable.

Manecitas Rosaditas aprovechan esas telas recicladas para hacer bolsitos que son ligeros y tropicales, frescos.

La visión general es la de salvar el planeta, recuperar materiales y tratar de que todos tenemos una visión de conservación.

"Si todos nos decidimos a marcar la diferencia solo con disponer la basura de nuestra casa vamos a lograr cosas, sino, no duraremos mucho en este planeta".

Reciclar es cuidar el planeta
Reciclar no solo ayuda al planeta sino también a llevar un estilo de vida más saludable y reducir gastos en el hogar.

Reciclar es el proceso en el que los residuos o materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas.

Lo ideal para no agredir el medio ambiente es destinar cada residuo a su tratamiento: lo reciclable a reciclaje, lo compostable a compostaje -descomposición o transformación biológica del material orgánico-. El resultado de la descomposición de los residuos orgánicos de cocina y los residuos de jardín es el compost o humus, un oscuro acondicionador del suelo rico en alimentos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad