“Basurarte es una iniciativa que sana y transforma”: Carlos Vallejo

Desde hace más de un año en el centro Cultural del Magdalena Basurarte adorna la fachada.

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Font Size
Ante la alta tasa de residuos sólidos en las calles de Santa Marta, nació un movimiento que busca transformar la basura en materia prima a través del reciclaje.

En un mundo donde el consumismo y el pensamiento individual prima sobre el colectivo, la sociedad vive sumergida un ritmo acelerado. Hecho que ha llevado a crear una cultura que siempre mira a la madre tierra como una gran ‘tienda’ donde los pueblos se pueden abastecer de todo tipo de necesidades sin pensar en el daño que le pueden ocasionar al planeta tierra. Este pensamiento global y que no esta tan lejos de esta ciudad ha incitado a un pequeño grupo de samarios a devolverle lo que por derecho le pertenece.

La mente revolucionaria del artista Carlos Vallejo, creó una manera distinta y muy particular de salvar a nuestras fuentes hidrográficas, pero además de mantener las calles de Santa Marta más limpias. Como sello distintivo de esas personas innovadoras, Vallejo, visionó el grave problema que padece la ciudad en torno a las basuras y decidió sacar su parte más creativa para tratar de sanar y recuperar un espacio donde convergen más de 300 mil personas, sin contar los turistas que visitan esta capital.

Este artistas que nació en Bogotá, pero ama y quiere a esta ciudad como un samario más, cree en la importancia de rescatar el medio ambiente, pero además, entregarle a las personas el conocimiento de  reconocer a las especies de flora y fauna autóctona, así surgió la idea, Basurarte.

Esta iniciativa busca  tres aspectos fundamentales por medio de la creación de peces de metal de gran tamaño, basados en fauna autóctonas de la región: sensibilizar sobre la diversidad marina que está en peligro, crear un sentido de pertenencia frente a los ecosistemas y, de paso, recoger basura en las esculturas.

“Luego de realizar diferentes obras, en su mayoría relacionadas con madera, quise realizar arte en la calle, pero más allá de eso, la gran problemática de las basuras, sobre todo el plástico, en Santa Marta, me inspiró para crear este arte, pero de una manera que logre educar y mantener vivo la representación de nuestras especies, ya que, muchos samarios desconocen que variedades habitan en su entorno” sostuvo Carlos Vallejo.

Para tener un contexto real de cuánto daño hace el plástico al ecosistema, basta con mirar, estos números: Colombia produce 11.6 toneladas de basura al año, de la cual solo se recicla el 17 por ciento. Si nos referimos solo al plástico, de no ser tratado durará en descomponerse de 100 a 500 años, en el caso de una botella tomará alrededor de 300 años.

Dicho de otra manera este elemento es considerado como la nueva plaga del siglo XXI. En un estudio publicado en la revista Science Advances, los investigadores calculan que hasta el 2017 se había producido 8.3 millones de toneladas de plástico, lo que equivaldría al peso de un millón de torres Eiffel o correspondería a unos 1.100 kilos de plástico por cada persona.

Por tal motivo Basurarte nace como una reacción del artista a esa "catástrofe" de la contaminación con basura plástica, que las Naciones Unidas destacó en 2011 como uno de los peores problemas ambientales de la humanidad, una realidad que también afecta al Caribe y a la capital del Magdalena, tanto en sus playas como en sus ríos y poblaciones cercanas.

“Queremos invitar a todos los samarios a cuidar su entorno; que llenemos estos peses con todo el plástico y dejar libre de este material las calles, para nosotros y para aquellos que nos visitan. Por ahora las esculturas están colocadas en cuatro puntos de la ciudad de forma permanente, la idea que se instale uno en cada colegio y en las comunas”.

Las esculturas en forma de peces se encuentran específicamente en las afuera del centro cultural del Magdalena, en las playas El Rodadero (sur) y Plenomar, y la última, instalada hace poco fue en el periódico EL INFORMADOR, que además apoya la iniciativa dentro de su campaña Reto Piensa Verde; ambas iniciativas con un solo objetivo crear conciencia sobre el medio ambiente.

Basurarte visión futurista

Basurarte quiere instalar 100 de sus peces de metal en unas 50 instituciones educativas de básica primaria y secundaria de Santa Marta, así como en los barrios donde se encuentran ubicadas, cubriendo las 9 comunas y 5 zonas rurales de la ciudad. "El objeto de establecer puntos de acopio, adentro y afuera de los establecimientos, para hacer la selección y la recuperación del material plástico en la fuente", explica el artista.

Paralelamente implementar tecnologías para el tratamiento del plástico, diseño de maquinarias,  productos y subproductos del plástico, es también uno de sus propósitos.

Arte que sana

“Sin lugar a duda lo que quiero entregar es una forma de arte que sana y  que de una u otra manera transforma sociedades, por ejemplo para la creación de los peces escogimos a 15 especies locales, para mantener vivo ese conocimiento de lo que tenemos aquí . También queremos integrar a los recicladores, pero todo se puede lograr con una sensibilización global y ya lo estamos logrando.

EL INFORMADOR, apoya la iniciativa Basurarte dentro de su campaña Reto Piensa Verde, ambos proyectos buscan sensibilizar a los samarios sobre el medio ambiente y la importante de cuidar el ecosistema endémico.
EL INFORMADOR, apoya la iniciativa Basurarte dentro de su campaña Reto Piensa Verde, ambos proyectos buscan sensibilizar a los samarios sobre el medio ambiente y la importante de cuidar el ecosistema endémico.
Recientemente se instaló a las afuera del edificio de EL INFORMADOR la escultura para incentivar el reciclaje.
Recientemente se instaló a las afuera del edificio de EL INFORMADOR la escultura para incentivar el reciclaje.
Peces como mojarra, Sierra y Lebranche; hacen parte de los diseños de Carlos Vallejo.
Peces como mojarra, Sierra y Lebranche; hacen parte de los diseños de Carlos Vallejo.
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad