La ‘miradita’, el virus de moda en la región

La conjuntivitis es una inflamación de la cubierta delgada transparente de la parte blanca del ojo y del interior de los párpados.

Salud
Tamaño Letra
  • Font Size
Conocida como conjuntivitis, esta enfermedad no respeta edades ni condición social, solo llega y se apodera de los ojos de las personas hasta hacerlos llorar sin parar.

Por: Ivonne García
Redactora EL INFORMADOR

Se ha vuelto costumbre ver a las personas con los ojos rojos y escuchar la famosa frase “no la mire porque eso se le pega”.

En los últimos días se ha presentado la proliferación de este virus, del que nadie está excepto a su contagio; niños, jóvenes y adultos mayores pueden ser víctimas de esta situación que se está presentando en la ciudad. 

Para tener mejor claridad del tema, EL INFORMADOR invitó a la doctora Angélica Mena, egresada de la Universidad Metropolitana de la ciudad de Barranquilla, quien explica qué es la conjuntivitis, cómo se debe tratar y cuáles son los cuidados que se deben tener.

“La conjuntivitis puede sonar alarmante; sin embargo este frecuente problema del ojo es, por lo general, fácil de tratar y con unas simples precauciones  en la mayoría de los casos  se puede incluso evitar”, expresó.

Cualquiera puede contraer conjuntivitis, sin embargo, preescolares, escolares, estudiantes universitarios, docentes y quienes trabajan en guarderías tienen mayor probabilidad de verse afectados por los distintos tipos contagiosos de conjuntivitis debido a la cercanía que se da en el salón de clases con otras personas.

¿Qué es la conjuntivitis?

Según explicó Angélica Mena la conjuntivitis es una inflamación de la cubierta delgada transparente de la parte blanca del ojo y del interior de los párpados (la conjuntiva).

“A pesar de ser transparente, la conjuntiva contiene vasos sanguíneos que recubren la esclerótica (parte blanca) del ojo. Cualquier agente que desencadene una inflamación, causará la dilatación de los vasos sanguíneos de la conjuntiva, provocando unos ojos rojos e inyectados en sangre”, agregó.

¿Qué causa la conjuntivitis?

Las principales tipos de conjuntivitis, según su causa, son:

Conjuntivitis viral: Ocasionada por un virus, como un simple resfrío. Este tipo de conjuntivitis es muy contagiosa, pero usualmente desaparece por si sola en algunos días, sin necesidad de tratamiento médico.

Conjuntivitis bacteriana: Causada por una bacteria, este tipo de conjuntivitis puede ocasionar serios daños al ojo si no se trata.

Conjuntivitis alérgica: Ocasionada por irritantes oculares como el polen, el polvo, la caspa animal en individuos susceptibles. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (polen) o aparecer en brotes durante todo el año (polvo y caspa de las mascotas).

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis?

Angélica ya nos ha hablado de las distintas conjuntivitis, muchos se preguntarán qué diferencia en relación a los síntomas existe.

“El síntoma principal de la conjuntivitis es una apariencia rosada del ojo, los otros síntomas dependen del tipo de conjuntivitis que se contraiga” comentó la médica.

Conjuntivitis viral: Lagrimeo y picazón en los ojos; sensibilidad a la luz. Pueden estar afectados uno o ambos ojos. Es altamente contagiosa; puede propagarse por la tos o estornudos.

Conjuntivitis bacteriana: Se observa una secreción del ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa en la esquina del mismo. En algunos casos, esta secreción puede ser tan abundante que provoca que se peguen los párpados al despertarse. Pueden verse afectados uno o ambos ojos. Es contagiosa (usualmente por contacto directo con las manos infectadas o elementos que hayan tocado el ojo).

Conjuntivitis alérgica: Lagrimeo, ardor, picazón en los ojos; puede estar acompañado de mucosidad y congestión nasal, así como sensibilidad a la luz. Ambos ojos se ven afectados. No es contagiosa.

¿Qué tratamientos sirven para la conjuntivitis?

Como es de esperar, el tratamiento también depende del tipo de conjuntivitis contraída:

Bacteriana: Su oftalmólogo usualmente le prescribirá gotas de antibiótico para los ojos o pomadas.

Viral: En la mayoría de los casos, la conjuntivitis viral seguirá su curso en un período de algunos días sin necesidad de un tratamiento médico. Un remedio casero es el aplicar paños mojados fríos en los ojos, varias veces al día.

Alérgica: Los antialérgicos suelen ayudar a evitar o acortar los brotes de conjuntivitis alérgica. 

¿Qué recomendaciones les hace a los lectores de EL INFORMADOR para evitar contagiarse de este virus?

“Voy a darles unos ‘tips’ que son prácticos y para nada incomodos y así podremos evitar contraer la conjuntivitis”:

  1. Nunca comparta elementos de higiene personal.
  2. Cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar.
  3. Jamás comparta sus lentes de contacto.
  4. Lávese las manos con frecuencia.
  5. Lleve siempre un desinfectante para manos.
  6. Limpie con frecuencia superficies como mesadas de cocina, artefactos de baño, canillas y teléfonos compartidos, con un limpiador antiséptico apropiado.
  7. Si sufre de alergias estacionales, consulte a su médico.
  8. Si va a nadar, utilice gafas de natación.
  9. Antes de ducharse, usar un jacuzzi o meterse en agua de cualquier tipo, quítese los lentes de contacto.

Angélica Mena, optómetra.
Angélica Mena, optómetra.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Unimag
Publicidad