“Apps” y tecnología para cuidar a los más pequeños

Una de las primeras aplicaciones que graban el llanto de un bebé y tratan de explicar su significado. EFE/David Chang

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size

Desde usar una aplicación para hacer la función de los tradicionales "vigilabebés", para saber cuándo lloran o qué les ocurre, pasando por encontrar niñera o controlar los hábitos. Son muchas las formas en las que un “smartphone” puede ayudarnos en el cuidado de los más pequeños.

La tecnología y sus usos, aunque pueda ponernos las cosas más fáciles, inspira cierto temor cuando se encuentra al alcance de los más pequeños de la casa. Sin embargo, podemos contar con los avances tecnológicos para darles los mejores cuidados.

Son múltiples los usos que un “smartphone” puede ofrecer a la hora de mirar por nuestros hijos. Uno de los más populares, es el servicio para encontrar niñera que ofrecen “apps” como “Nannyfy”, “Alba”, “Ven a Casa”, “Nauroo” o “CanguroEnCasa”.

Pero ese es solo un ejemplo de las muchas necesidades y opciones que la tecnología puede cubrir a la hora darnos ayuda a los padres para cuidar a nuestros bebés.

Un hombre observa en la pantalla de su teléfono móvil una aplicación de bebés. EFE/Wu Hong
Un hombre observa en la pantalla de su teléfono móvil una aplicación de bebés. EFE/Wu Hong

“Escucha-bebés” en el móvil

Los "vigilabebés" o "escuchabebés" son aparatos que llevan décadas usándose para, desde cualquier otro rincón de la casa, oír cuando se produzca el llanto del bebé desde la cuna. Ahora, gracias a los teléfonos inteligentes, el proceso es todavía más sencillo y portable.

Hay “apps” como “Dormi” o “Baby Monitor & Alarm”, que monitorizan los ruidos que se producen en el cuarto de nuestro bebé y registran su actividad. Cuando se produce alguno, “Baby Monitor” avisará al teléfono seleccionado, e incluso puede reproducir una canción o voz, previamente grabada y asignada, para ayudar al pequeño a que se tranquilice.

También hay marcas que han ido más allá, y ofrecen cámaras y "escuchabebés" que pueden conectarse a nuestro “smartphone” para que consultemos el estado de nuestros pequeños.

Es el caso de “Arlo Baby”, que incluso nos permite, a través del móvil, que podamos hablar al niño para intentar calmarle, entre otras funciones.

Hay aplicaciones que han ido más allá. Porque una cosa es saber que el bebé llora y otra la causa de ese llanto. Para resolver esa cuestión, “Cry Translator” para móviles nos permite, si mantenemos el teléfono próximo al niño durante el llanto, intentar averiguar la razón, y ofrece consejos de pediatras para calmarlo.

Una mujer en avanzado estado de gestación decora la habitación de su bebé. Tras el parto se imponen las aplicaciones para cuidar del bebé.
Una mujer en avanzado estado de gestación decora la habitación de su bebé. Tras el parto se imponen las aplicaciones para cuidar del bebé.

Relax y sueño

Una vez que la aplicación nos indica cuál puede ser la razón por la que llora el bebé, ¿cómo calmarlo? Hay también varias “apps” dispuestas para esta tarea, como “White Noise Lite”, que ofrece sonidos relajantes, o “iCalm”, que genera entretenidas y tranquilizadoras luces de colores.

Pero, ¿y cuando la tarea es ayudar a que nuestro bebé concilie el sueño? Existen aplicaciones similares, más focalizadas a ayudar a los pequeños a dormir.

Es el caso de “Sound Sleeper”, desarrollada por y para padres o, para niños algo más mayores (a partir de dos años), o la denominada “A la cama”, prepara para iOS, cuyo objetivo es convencer a los pequeños de que es la hora de dormir. Para ello cuenta con un programa de animaciones e ilustraciones y está disponible en castellano para iPhone e iPod Touch, y también funciona en iPad.

¿Sabía que, igual que una cita por Tinder, coche con Uber o una casa con AirBNB, pueden encontrar niñera a través de una aplicación? Hay varias, como “Nannyfy”, “Alba” o “Nauroo”.

  Consejos y seguimiento

Aprender a ser padres es algo para lo que no hay una carrera universitaria, y que se va adquiriendo mediante la experiencia. Pero, igual que hay libros o páginas web a las que acudir, también existen aplicaciones que hacen este aprendizaje más sencillo.

Es el caso de “NuuNest”, una base de datos con información sencilla y accesible sobre los cuidados básicos y las necesidades según la edad.

También hay otras como “Baby, Daily Parenting App” que envía durante un año un mensaje diario con consejos adaptados al momento de crecimiento del pequeño o “Know your child” que ofrece consejos de una prestigiosa psicóloga.

Pero, además de saber cómo cuidar a nuestro bebé, es igual de importante no olvidarnos de cuándo hay que hacer algo programado. Por eso, hay diversos calendarios que permiten hacer un seguimiento de los hábitos y necesidades de los hijos.

Una mujer pasea a un bebé frente del logo de la Web Summit en Lisboa, Portugal. La tecnología también ayuda a los padres.
Una mujer pasea a un bebé frente del logo de la Web Summit en Lisboa, Portugal. La tecnología también ayuda a los padres.

Por ejemplo,”Baby Tracker”, “Baby Esp” o “Baby Center” sirven para registrar y consultar los horarios de pañal, biberón y siesta de los lactantes, así como para programar un calendario.

“Total Baby”, además, tiene recordatorios y alarmas de cuándo toca la siguiente toma o cambio según los registros.

Y, yendo más allá, “Baby Time”, además de permitir a los padres registrar las rutinas de su bebé, sincroniza los dispositivos del resto de miembros de la familia para asegurarse de que ninguna tarea interfiera con otra.

En una línea similar, “Tiny Beans” permite compartir los momentos y recuerdos con el pequeño, así como acceder a artículos y consejos de expertos.

A su vez “Control de crecimiento infantil”, desarrollada con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o “Baby Growth Log Lite” nos permiten registrar la altura y peso de nuestro bebé y compararlo con la media según las etapas de crecimiento.

Captura de pantalla de la aplicación de primeros auxilios de la Cruz Roja con consejos también para bebés.
Captura de pantalla de la aplicación de primeros auxilios de la Cruz Roja con consejos también para bebés.

E incluso hay “apps” como “Lactancia materna” de la Asociación Española de Pediatría, que sirven para ayudar a las madres que dan el pecho; o “Happy Recipes”, que ofrece recetas y consejos nutricionales y dietéticos.

Medicinas y doctores

Que un bebé enferme es uno de los mayores temores de cualquier padre o madre. Y, más aún, no saber cómo reaccionar en esa situación.

Por ello, y aunque nunca deba sustituir a una visita presencial ante un profesional sanitario, hay aplicaciones que pueden servir de ayuda en esos momentos tan críticos. E incluso siendo médico, la tecnología puede ser una aliada.

Saber por qué llora un bebé, qué dosis de medicina o biberón le corresponde, y cada cuánto cambiarle el pañal, son otras de las utilidades a las que se puede acceder con un teléfono inteligente.

Más Noticias de esta sección

Publicidad