Regular el uso de las redes sociales, ¿censura o protección?

Colombia es uno de los 20 países con más usuarios en Twitter, llegando a tener alrededor de 15 millones.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size

A través de estas plataformas se han registrado un sinnúmero de fenómenos, como la creación de cuentas falsas, la generación de mensajes discriminatorios y el acoso.

Por Daniela A. García G.
Redacción EL INFORMADOR

La renuncia de Ignacio Greiffenstein, funcionario de la Casa de Nariño, tras publicar mensajes ofensivos hacia las mujeres seguidoras del senador Gustavo Petro por medio de su cuenta de Twitter, puso nuevamente en tela de juicio el uso que se le da a las redes sociales en el país y, más aún, avivó el debate sobre la necesidad de regularlas o no.

Casos como el anterior abundan. El año pasado la Fiscalía General de la Nación abrió una investigación a una joven samaria quien presuntamente habría instigado a delinquir a través de su cuenta en Twitter, por publicar un trino que atentaba contra la integridad del también senador Álvaro Uribe Vélez.

A inicios de este año, luego de ser víctima del llamado ‘ciberbullying’ y epicentro de ‘memes’ que lo caracterizaban como ‘borracho’, el senador Antonio Zabaraín propuso crear una legislación para regular estas plataformas.

El congresista magdalenense abrió el debate sobre la viabilidad de un posible control de los contenidos digitales, así como de la afectación que esta medida tendría sobre los derechos de libertad de expresión.

Antes de eso, la decisión de la tutela 695 de 2017 de la Corte Constitucional ya había establecido que las personas son responsables de sus publicaciones en redes sociales, lo que “implica que el mensaje, dato, noticia o comunicación difundida sea contrastada con las fuentes y fundamentada en hechos reales”.

“Al presentar información sustentada en rumores, invenciones o malas intenciones (...) se atentaría contra los derechos a la honra y al buen nombre de terceros”, agrega el fallo.

Más allá de la arena política

Según cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Colombia es uno de los 20 países con más usuarios en Twitter, llegando a tener alrededor de 15 millones.

En el país el uso de las redes sociales ha tenido un sinnúmero de fenómenos, como la creación de cuentas falsas por parte de los partidos políticos, la generación de mensajes discriminatorios y el acoso, de acuerdo con un análisis elaborado por la firma Adalid, especializada en seguridad informática.

Estas situaciones no solo se registran en Colombia. Mundialmente se han presentado casos de acoso a las mujeres, quienes son atacadas de manera silenciosa y sistemática. En el país, por ejemplo, 59% de las víctimas de violencia intrafamiliar son mujeres, fenómeno que se traslada a las redes sociales. A pesar de que no hay cifras exactas que puedan dimensionar esta problemática, es claro que estas conductas necesitan ser denunciadas y controladas.

En el país el uso de las redes sociales ha tenido un sinnúmero de fenómenos, como la creación de cuentas falsas.
En el país el uso de las redes sociales ha tenido un sinnúmero de fenómenos, como la creación de cuentas falsas.

¿Regulación o censura?

Frente a la discusión con relación a la regulación, Andrés Guzmán, gerente de Adalid, habla de los mecanismos que tienen estas redes sociales para denunciar los casos de acoso, discriminación, ciberbullying y difamación, debido a que cuentan con las herramientas de denunciar cuentas y contenidos para que las plataformas busquen las soluciones más adecuadas, como suspensión de perfiles e, incluso, participación en procesos legales.

Aparte de los mecanismos ofrecidos por las redes, según Guzmán, también aparecen las acciones tutelares legales, cuando se ataca el derecho a la honra y el buen nombre. Según el experto no es una regulación al uso de las redes sino una protección a la integridad y la imagen de las personas.

Uno de los problemas que se podrían generar, a partir de la regulación en el uso de estas redes, puede ser la noción de censura y limitaciones a la libertad de expresión por parte de los usuarios, reconoce Guzmán. Sin embargo, las personas también tienen derecho a proteger su bueno nombre y combatir estos fenómenos.

Para Guzmán, el caso Greiffestein no es más que la muestra del peligro que puede acarrear el uso de las redes digitales en manos equivocadas, como herramienta fomentadora de odio, discriminación, maltrato y acoso.

Las redes sociales aparecen como la manera de hacer el mundo más pequeño y más interconectado; no obstante, es necesario tomar con seriedad los fenómenos que allí ocurren, proteger tanto el buen nombre, como los derechos fundamentales de los usuarios y generar libertad de opinión, en el marco del respeto y la tolerancia.

“Al presentar información sustentada en rumores, invenciones o malas intenciones (...) se atentaría contra los derechos a la honra y al buen nombre de terceros”, decisión de la tutela 695 de 2017 de la Corte Constitucional.

No es solo en Colombia

En 2016 la Comisión Europea firmó un acuerdo con Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft, en virtud del cual las compañías en cuestión asumían la responsabilidad de implementar una serie de mecanismos y procedimientos que deberían permitir eliminar expresiones ilegales de odio de forma rápida y eficaz.

De acuerdo con una publicación de El Diario de España, recientemente Facebook, Twitter y Google han llegado a otro acuerdo con la Comisión Europea para mejorar la protección a los usuarios europeos de estas redes y plataformas, especialmente desde el punto de vista de la normativa y la jurisdicción aplicable, así como de la necesidad de que, en casos de eliminación de contenidos o desactivación de cuentas, el usuario sea correctamente informado y pueda a su vez utilizar mecanismos de tutela de sus derechos como consumidor.

Uno de los problemas que se podrían generar, a partir de la regulación en el uso de estas redes, puede ser la noción de censura y limitaciones a la libertad de expresión: Andrés Guzmán, gerente de Adalid.

Usuarios de las redes en la costa Atlántica

Según un reporte con corte a 2017, realizado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, en la Costa Atlántica la red más utilizada es  Facebook (90.1%). Después le sigue WhatsApp (82.7%), YouTube (50.5%), Instagram (37.5%) y Twitter (20.2%).

Más Noticias de esta sección

Publicidad