The Beatles 50 años de su despedida

"Paul McCartney sale al techo con barba y traje, el viento tirando de su melena. Los otros siguen: Ringo Starr, George Harrison y finalmente John Lennon con una gruesa chaqueta de piel que Yoko Ono le regaló, por el helado viento que corría", relata un documental.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
Para su último concierto un día como hoy de 1969, ‘el cuarteto de Liverpool’, escogió el más inusual de los sitios. El ‘Rooftop Concert’ o ‘concierto de la azotea’, fue presentado en el edificio de su casa disquera ubicada en Londres.

El 30 de enero de 1969 la icónica banda The Beatles se presentó por última vez en la terraza del edificio Apple Records, en la ciudad británica de Londres.

Era una mañana común londinense, un cielo gris acompañado con la brisa fría corría en la azotea del 94 de Baker Street. Apenas los caminantes abajo se dirigían para almorzar, cuando de repente los estruendos de las guitarras y el bajo hicieron voltear las miradas hacia arriba.

Quien lo creyera. La banda conformados nueve años atrás en Liverpool se presentaba en un lugar inesperado, si saber las decenas de seres amontonados para tratar de divisar a algunos de sus ídolos, que estaban presenciando el último concierto de la banda de rock más influyente del siglo XX.

Duraron apenas 42 minutos cantando en medio de cables, equipos de audio, cámaras de cine y de fotografía, acompañados por los asistentes en la producción del filme que quedó para la posteridad, quisieron cerrar con broche de oro su carrera juntos.

El evento que fue denominado como el ‘concierto en la azotea’ mostró el estilo juvenil y rebelde que identificaba a los artistas John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr. Además, quedó como recuerdo para la historia de la música.

La presentación gratuita fue interrumpida por el cuerpo policial debido al ruido y las complicaciones en la movilidad.

Después de tres años de ausencia del escenario, exactamente desde agosto de 1966, John, Paul, Ringo y George, volvieron a estar juntos en lo que fue su última presentación en vivo. Han pasado exactamente cincuenta años desde entonces, pero ese concierto sorpresa sigue siendo uno de los momentos más legendarios de la historia del rock.

En realidad no fue un concierto real: la actuación tuvo que usarse para hacer un documental sobre la banda “Let it Be - A Day with the Beatles”. La idea era crear un caos al ofrecer un espectáculo gratuito a las personas que trabajan en el área. Todo tenía que ser filmado: desde el backstage del concierto hasta las sorpresas de los transeúntes.

Fue un momento histórico para Londres: tan pronto como comenzó la introducción Get Back, la circulación del vecindario se paralizó. Hordas de fanáticos se apresuraron frente al edificio, bloqueando completamente el tráfico, mientras que alguien logró subir al techo. Nadie podría saber que la banda se habría disuelto al año siguiente.

"The Beatles on the rooftop": la lista de las canciones

Get Back
I Want You
Don't Let Me Down
I've Got A Feeling
One After 909
Danny Boy
Dig A Pony
God Save The Queen
A Pretty Girl Is Like A Melody



Sobre el edificio

La casa en 3 Savile Row en el elegante distrito de Mayfair de Londres fue originalmente el hogar de un hombre llamado John Forbes, Almirante de la Flota de la Armada Británica. Unos años más tarde, se convirtió en el hogar de Amy Lyon, amante del almirante Lord Nelson.



El concierto pasó a llamarse The Beatles 'Rooftop Concert y la filmación fue para componer el documental Let it Be - A Day with the Beatles . La noticia del evento dio la vuelta al mundo, inspirando a miles de bandas. Entre los homenajes más famosos al concierto, el videoclip de Where The Streets Have No Name por U2 , filmado en el techo de un edificio en Los Ángeles el 27 de marzo de 1987.