La historia de Santa Marta a través de sus avenidas

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size

La ciudad a mediados del siglo veinte dio un salto a la modernidad a ejecutarse grandes proyectos viales que trajeron consigo progreso y desarrollo a los habitantes, pero cada una de esas rutas tienen un origen arraigado a la misma cultura local.

 

Por: Alvaro Quintana

Redacción EL INFORMADOR

Fotografías: Edgar Fuentes

Santa Marta a diferencia de muchas ciudades en Colombia posee una singularidad, y es que sus caminos, casas y habitantes, tienen grabada una historia de cómo esta capital pasó de ser un pequeño pueblo visitado por cientos de barcos procedentes de todo el mundo, a una urbe que cada día se moderniza de cara al mar Caribe.

Para nadie es un secreto que la ciudad debió prever en sus planos urbanísticos a futuro, vías que la ayudaran a expandirse de manera progresiva y ordenadamente, sin embargo, el presente demuestra que tal sueño no fue más que un anhelo. La urbe  por mucho tiempo sufrió el desamparo y olvido de muchos presidentes y mandatarios regionales,  hasta un despegue en su infraestructura vial a mediados de la década de los 50.

El gobierno militar de Gustavo Rojas Pinilla tenía como gobernador para el Departamento al coronel Rafael Hernández Pardo (1954), quien desde su mandato comenzó a plantear proyectos de importancia  para la ciudad como las vías a El Rodadero y Taganga, así como la pavimentación de otras rutas como la misma avenida del Libertador.

El principal punto que se gestó para la capital del Magdalena era dejar atrás las llamadas vías de herraduras -caminos destapados- y comenzar a forjar verdaderas avenidas. De estas importantes rutas que se han perfeccionado con el paso del tiempo solo seis alcanzan el estatus de históricas, por su importancia y lo que representa para el samario.

El historiador y bibliotecólogo  William Hernández Ospino, hace un recuento de estas vías, pero también lo que simbolizan para la ciudad.

  1. 1. Avenida Rodrigo de Bastidas (Avenida Primera)

Antes de que le colocaran el nombre de avenida Rodrigo de Bastidas en honor al fundador de Santa Marta, esta vía se llamó Paseo de Bastidas, ya que no era una avenida propiamente, sino un camino que bordeaba la playa.

Otro de los nombre por el que se conocía este camino era: Camellón Barros en honor al gobernador del Magdalena Luis José Barros (1906), sin embargo al poco tiempo desapareció este nombre.

Bajo el mandato del presidente Rojas Pinilla (1953), se le dio el nombre definitivo  a la avenida como hoy la conocemos: Paseo de Bastidas.

  1. 2. Avenida Campo Serrano (Carrera Quinta)

Esta es otra importante vía de la ciudad, su nombre actual es, avenida Campo Serrano. Sin embargo, en los libros donde se encuentra plasmada parte de la historia de Santa Marta muestran que su verdadero título es: avenida José María Campo Serrano.

En honor al militar y estadista samario José María Campo Serrano, quien asumió el poder ante la renuncia del cartagenero Rafael Núñez en 1886. Durante su permanencia en la Presidencia, sancionó la Constitución más duradera del país: la de 1886.

  1. 3. Avenida Santa Rita (Calle 22)

Su nombre proviene de una plaza ubicada entre la avenida  Santa Rita (avenida 22) y la calle Del Rio o segunda en 1876 -actualmente existe un consultorio médico- dicho lugar fue bautizado como, Placita de Santa Rita, en la cual se celebraban las fiestas en honor a Santa Rita de Acasia. Este lugar, que fue popular para los samarios, dio como resultado el nombre a la avenida 22 como Santa Rita.

La avenida adoptó el nombre al principio del siglo XX. Tal como lo explica el historiador William Hernández. “El nombre de la placita Santa Rita, la cual era muy conocida por su abundante vegetación, inspiró para que la vía fuera bautizada de esta manera. El hecho data del principio del siglo XX”.

Por otro lado para el investigador el parque de Los Novios, espacio  adyacente a la hoy extinta ‘Placita’, en realidad se llama Plaza del Pozo de Madrid, ya que, un brazo del rio Manzanares que pasaba por la calle Del Rio  o segunda, formaba un laguna y de ahí derivó el nombre que aparece en las cédulas de la ciudad de Santa Marta.

“La historia en Santa Marta tiende a desaparecer en muchas ocasiones, desacertadamente se llama Parque de los Novios, su primer nombre fue Plaza de Bastidas y luego se llamó Pozo de Madrid, así aparece en la cédula de la ciudad” explica Hernández Ospino.

  1. 4. Avenida del Libertador

Adopta este nombre cuando El Libertador Simón Bolívar, transitó por esta calle en su carruaje rumbo a la Quinta de San Pedro Alejandrino. El título que se le dio a esta vía se volvió popular cuando colocaron la placa en la casa de los Katime ubicada sobre la Avenida Del Libertador con 26C, donde señala “por aquí pasó Bolívar”.

Esta antigua avenida tenía el nombre de: Camino Viejo de Mamatoco. “El nombre de la avenida Del Libertador se volvió celebre cuando colocaran la placa en el andén o vía peatonal de la casa del señor Carlos Katime”.

  1. 5. Avenida Bavaria

Antiguamente se llama el Camino Viejo de Gaira. “Esta carretera era un sombreado camino arenoso, muy fresco y bordeado de frondosos árboles, cuyas copas se entrecruzaban” relata William Hernández, pero además, agrega “el Camino de Gaira llegaba hasta el puente de Los Españoles, que después se llamó puente De La Platina, construido por el gobernador Astigarraga en 1789”.

A finales del siglo XX fue bautizado como avenida Bavaria, porque allí quedaba la fábrica del mismo nombre.

  1. 6. Avenida del Ferrocarril

Principalmente era un camino de herradura. Pero el 30 abril de 1881 se consolidó el proyecto de hacer una vía férrea, en este mismo año se coloca la primera piedra, y demás, se montaron las líneas que comunicaron a Santa Marta y la zona bananera.

Luego que la empresa caducara en 1961 y bajo  la necesidad de realizar vías para la expansión de la ciudad, la línea férrea le dio paso a la avenida que hoy conocemos como Ferrocarril.