110 años propagando la fe hacia la Virgen del Carmen

Desde hace 110 años los miembros de la Sociedad del Carmen La Fe, la organización de laicos más antigua de la Diócesis de Santa Marta, promueven la devoción de la Virgen en la advocación de Nuestra Señora del Monte Carmelo, con celebraciones enmarcadas netamente en los religioso.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
Desde hace más de un siglo la Sociedad del Carmen La Fe promueve en Santa Marta la veneración de la Santísima Virgen María en la advocación de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

La devoción a la Virgen del Carmen, cuya fiesta se celebró ayer, es una de las manifestaciones religiosas y culturales más importantes de Colombia y de diferentes países del mundo.

Por: Daniela A. García G.
Redacción EL INFORMADOR

En el año 1908 un total de 45 personas devotas de la Virgen del Carmen, residentes en la ciudad de Santa Marta, decidió organizarse para propagar la fe cristiana–católica a través de la veneración hacia esta advocación María.

Este grupo de laicos, el más antiguo de la Diócesis de Santa Marta, cumple ya 110 años y se mantiene firme en su misión de preservar las celebraciones religiosas en honor a Nuestra Señora del Monte Carmelo.

La devoción a la Virgen del Carmen es una de las manifestaciones religiosas y culturales más renombradas en diferentes países del mundo, incluyendo Colombia.

Historia

El 16 de julio de 1908, un grupo de habitantes de Santa Marta, entre los que se encontraban Santiago Romero, Manuel Quinto, Gualberto Patiño, José María Leiva, Manuel Montoya y Julio y Gerardo Arteche, se reunieron en la casa de Ramón Pardo para organizar una celebración religiosa en honor a la Virgen del Carmen.

Desde entonces, cada 7 de julio –día que comienza la novena en honor a Nuestra Señora- y 16 del mismo mes –cuando se celebra la fiesta de esta advocación de María-, la imagen de la madre del cielo con el niño en brazos recorre las calles de la capital del Magdalena.

De acuerdo con las versiones de los vecinos, amigos y miembros antiguos de la sociedad, las dos imágenes de la Virgen que esta organización saca en procesión tienen aproximadamente 70 años de estar acompañándolos: una sale el 7 de julio a las 5:00 de la mañana en la llamada procesión de la aurora, la otra recorre las calles del Centro de Santa Marta el 16 de julio.

Familias enteras conservan la tradición de pertenecer a la sociedad, organizar las novenas y cargar sobre sus hombros las imágenes de la Madre de Jesús en esta advocación.

La Casa de la Virgen es la sede de la Sociedad del Carmen La Fe.
La Casa de la Virgen es la sede de la Sociedad del Carmen La Fe.

La tradición continúa

Entre los miembros activos más antiguos de la organización está Sofía Cuello, una madre y abuela quien a pesar de sus múltiples ocupaciones ha dedicado 51 de sus 58 años de vida a propagar la devoción a la Virgen del Carmen.

“Tenía 7 años cuando me trajeron a celebrar las fiestas de la virgencita y a los 18 me consagré y me hice miembro de la Sociedad del Carmen. Desde entonces nunca he dejado de asistir y de estar dispuesta a lo que la organización requiera para continuar con la tradición”.

Sigifredo Polo, padre de familia, ha servido incondicionalmente a Nuestra Señora del Monte Carmelo y a la sociedad todos los días durante 40 años. En la actualidad es el responsable de la Casa de la Virgen, sede de la Sociedad del Carmen La Fe. 

Al momento de servir a la Madre de Jesús, Cuello y Polo no tienen reparos en ejecutar las tareas que sean necesarias, con el mismo entusiasmo que han ejercido la presidencia de la organización.

Sacerdotes

El padre Manuel Celedón es el párroco de la iglesia Santa Cruz, quien en medio de sus diversas responsabilidades asumió como parte importante de su agenda la asesoría espiritual a los devotos de la Virgen durante 17 años. Aunque los problemas de salud no le permiten hoy estar al frente de las celebraciones, está atento a todas las actividades organizadas.

Para la sociedad también es motivo de gozo tener en el seno de su comunidad a los jóvenes sacerdotes Luis Fernando Nieto Viloria y Jorge Luis Peña y al seminarista Abel de las Salas Brito.

Desde muy jóvenes, y de la mano de sus padres, manifestaron su devoción a la Virgen del Carmen y la pertenencia a la organización de esta organización laicos católicos.

“Parte de mi vocación la desarrollé en la Sociedad del Carmen, viendo y oyendo al pie del padre Manuel Celedón, sacerdote que nos ha acompañado por mucho tiempo”, dice el presbítero Luis Fernando Nieto Viloria.

Ante los impedimentos de salud del sacerdote Celedón, el obispo de Santa Marta, monseñor Luis Adriano Piedrahita, asignó al presbítero Andrés Felipe Flores para presidir los eventos religiosos de las festividades de este año.

El padre Flores ha manifestado el interés del obispo de recuperar de la memoria histórica de la Sociedad del Carmen,  por ser la congregación más antigua de la Diócesis de Santa Marta.  

Para los miembros de la organización, todavía hay mucho camino por recorrer, y conservando la naturaleza alegre del cristiano, en especial del devoto de la Virgen del Carmen, se han propuesto crecer como casa de oración de puertas abiertas para toda la comunidad.

La sociedad cuenta con dos imágenes de la Virgen desde hace más de 70 años, las cuales saca en procesión entre el 7 y el 16 de julio.
La sociedad cuenta con dos imágenes de la Virgen desde hace más de 70 años, las cuales saca en procesión entre el 7 y el 16 de julio.




Inicio de la devoción de Inicio de la devoción de la Virgen del Carmen

Santa María del Monte Carmelo, referida comúnmente como Virgen del Carmen o Nuestra Señora del Carmen, es una de las diversas advocaciones de María. Su denominación procede del llamado Monte Carmelo, en Israel.

El 16 de julio de 1251 la imagen de la Virgen se le apareció a San Simón Stock, superior general de la Orden Carmelita, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario.

Esta veneración recibió reconocimiento papal en 1587.


La Casa de la Virgen, sede de La Casa de la Virgen, sede de la Sociedad del Carmen La Fe

Entre los años de 1973 y 1974, bajo la dirección de la junta directiva de ese entonces, se realizó la compra del lote y la construcción de la Casa de la Virgen, sede de la Sociedad del Carmen La Fe, ubicada en el centro de la ciudad, en la calle 21 # 8- 29. 

Como iniciativa de la actual junta directiva, se inició la remodelación disponiéndola para ser casa de oración, por lo tanto, a partir de este año los eventos religiosos de las festividades del Carmen, como la novena, la misa solemne y la salida de la procesión, son desarrolladas en este recinto.

“La Virgen tiene su casa, donde son bienvenidos todos sus devotos”, afirma Eliecer Rovira Mercado, presidente de la Sociedad del Carmen La Fe.

En la Casa de la Virgen se celebran las vísperas del Carmen el día 15 de julio, evento en el que se renueva la consagración de los socios y se impone el santo escapulario a los nuevos consagrados.

Desde hace 110 años los miembros de la Sociedad del Carmen La Fe, la organización de laicos más antigua de la Diócesis de Santa Marta, promueven la devoción de la Virgen en la advocación de Nuestra Señora del Monte Carmelo, con celebraciones enmarcadas netamente en los religioso.
Desde hace 110 años los miembros de la Sociedad del Carmen La Fe, la organización de laicos más antigua de la Diócesis de Santa Marta, promueven la devoción de la Virgen en la advocación de Nuestra Señora del Monte Carmelo, con celebraciones enmarcadas netamente en los religioso.



Más Noticias de esta sección

Publicidad