La historia de una ciudad contada por sus calles

Antigua casa del general Agustín, con calle en medio que llega hasta la calle 17, muy particular en Santa Marta.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
En el pasado, el Centro Histórico con sus edificaciones e inmuebles fue testigo de hechos importantes que marcaron la historia de la ciudad, y que hoy por hoy son representativos por el desarrollo y crecimiento.



La historia de una ciudad contada por sus calles
La historia de una ciudad contada por sus calles
La calle del Cuartel, hoy la 14 se formó la segunda plaza importante de la ciudad, la Plaza de Annas, rebautizada como Plaza de la Constitución y actualmente Parque de Bolívar.
La calle del Cuartel, hoy la 14 se formó la segunda plaza importante de la ciudad, la Plaza de Annas, rebautizada como Plaza de la Constitución y actualmente Parque de Bolívar.
Calle del Cuartel o de la Cárcel, es rebautizada en 1827 con el nombre de Plaza de la Constitución, lugar donde hoy está el Parque Bolívar.
Calle del Cuartel o de la Cárcel, es rebautizada en 1827 con el nombre de Plaza de la Constitución, lugar donde hoy está el Parque Bolívar.
Calle Real o Calle Grande, hacia La Catedral, nombre asociado al hecho que  era una sola línea y amplia, y la gente la llamó de esta forma.
Calle Real o Calle Grande, hacia La Catedral, nombre asociado al hecho que era una sola línea y amplia, y la gente la llamó de esta forma.
casa vieja
casa vieja
Calle Santo Domingo, hoy calle 16, toma la identidad por el antiguo convento que llevaba ese nombre, especialmente con la carrera 5a, que es testigo de lo acontecido en la Catedral.
Calle Santo Domingo, hoy calle 16, toma la identidad por el antiguo convento que llevaba ese nombre, especialmente con la carrera 5a, que es testigo de lo acontecido en la Catedral.
Iglesia original San Juan de Dios, que también fue Catedral de Santa Marta durante el año 1968, quedaba al lado del Hospital San Juan de Dios, lote rectangular que se construyó en lo último de la Calle del Río, hoy carrera segunda.
Iglesia original San Juan de Dios, que también fue Catedral de Santa Marta durante el año 1968, quedaba al lado del Hospital San Juan de Dios, lote rectangular que se construyó en lo último de la Calle del Río, hoy carrera segunda.
La carrera segunda, nombre tomado del brazo del río que recorría antiguamente; y se llamó Calle del Río o la Calle Grande, en la actualidad está el Seminario San Juan Nepomuceno, edificio que sirvió de sede a la Universidad del Magdalena en los primeros a
La carrera segunda, nombre tomado del brazo del río que recorría antiguamente; y se llamó Calle del Río o la Calle Grande, en la actualidad está el Seminario San Juan Nepomuceno, edificio que sirvió de sede a la Universidad del Magdalena en los primeros a
Previous Next Play Pause
Hablar del Centro Histórico de Santa Marta, es hablar de la parte urbanística de la ciudad; es un proceso que inicia prácticamente con la fundación entre los años 1525 y 1526 con las típicas trazas españolas de esa época, donde también se fundaron otras ciudades como Cartagena de Indias, Santa Fe, Mompox y Popayán, para solo citar algunos casos. Entre la Sierra y el mar se levanta Santa Marta, la primera ciudad fundada en el actual territorio de Colombia, en ese tiempo era muy pequeña, con pocas calles y manzanas, y los primeros pobladores ya nacidos comenzaron a civilizarse y expandirse; asistiendo a lugares como parques y plazas coloniales, y formándose familias importantes para la creación de casas antiguas, con esto se estaría atestiguando para dar a conocer la historia y cultura y de cada espacio que hay en el Centro Histórico.

Calles

Con el paso del tiempo y de acuerdo con la dinámica histórica social, económica y cultural se fueron dando nombres a las zonas, calles, plazas, parques, entre otros; pero estas designaciones no fueron bautizadas por ningún dirigente o político; sino por la misma gente de la época, que dentro de su día tras día fueron asociados a algo y llamándolos de cierta forma para ser identificado, es decir, el ahora conocido Parque de Los Novios, adquiere su nombre en el siglo XX cuando existía la costumbre de la banda de músicos departamental que tocaba tandas musicales en el templete que se encuentra ahí.

También era llamado como pozo Madrid, haciendo referencia al apellido del entonces gobernador José Francisco Madrid, quien más desempeño tuvo en recuperar esta zona secando el pozo, el lugar era más atractivo para las parejas de enamorados que iban a disfrutar de las música autóctona de la época. Además fue allí donde existió la primera Plaza del Mercado en Santa Marta, luego de ser trasladado hasta la Plaza Francisco, y posterior a donde hoy se encuentra.

En el año 1725, Santa Marta tenía las calles 11, Cangrejalito y 12, Cangrejal, recibieron estas nominaciones por la proliferación de cangrejos en la zona, ya que era un lugar bajo, salitroso y con mucha presencia de estos animales.

Está la calle de la Iglesia Mayor o de San Francisco, hoy calle 13; aunque según la historia tiene otros nombres, se le conoce San Francisco por la presencia de la iglesia que lleva el mismo nombre; pero en un tiempo quedó el mercado público allí. Se instauró en 1981 todo lo que le quedaba al siglo XIX y gran parte del XX hasta cuando se mudó a la zona comercial y hoy la conocemos, como zona de la coquera. Pero también se llamó calle Mamatoco, porque todos los productos agrícolas que eran traído en gran parte desde la Sierra Nevada, pasaban por la calle de la 13 y por poco tiempo y personas fue nombrada de esta manera.

La calle 14, es la del Cuartel o de la Cárcel, debido a que en la planta baja de lo que hoy es la Alcaldía de Santa Marta, existió una cárcel pública, mientras que en el segundo piso funcionaba el salón municipal, es decir, lo que corresponde a la administración, y abajo estaban los presos porque no exista otro sitio donde recluir a la gente que cometía algún tipo de delito en esa época.

los primeros lugares donde quedaban las cárceles, no aparecen en el comienzo de la ciudad, porque los fuertes militares fueron utilizados como sitios para recluir a los que violentaron la ley, entonces estaban el Fuerte de San Vicente, de El Morro, San Juan de Matas como cárceles. Plaza de Armas, rebautizada en 1827 con el nombre de Plaza de la Constitución, hoy donde está el Parque Bolívar.

Calle de la Acequia, hoy calle 15, se llama así porque existió durante la época colonial un ducto artificial hecho por el hombre, que conducía agua desde la caja de agua y a su vez de uno que llegaba desde el río Manzanares y así hasta una pileta o fuente que había en lo que hoy conocemos como el Parque Bolívar. Allí llegaba el líquido y las personas se acercaban a tomarla para el vivir diario, pero también bestias, burros y demás animales que había en la ciudad.

La calle Santo Domingo, que es calle 16, toma la identidad por el antiguo convento que llevaba por nombre Santo Domingo, era una fábrica del siglo XVI y estuvo ubicado más o menos donde hoy se encuentra el Palacio Tayrona, donde reside la Gobernación del Magdalena. Y desapareció en el año 1834, pero dejó el nombre de la calle.

La calle Real o Calle Grande, hoy calle 17, nombre asociado al hecho que fue unas de las últimas hacia el sur, es decir, venía ya parte boscosa donde estaba la laguna en La Plaza Madrid, y en sentido recto hacia la Calle de San Francisco, hoy Avenida del Libertador, y como era una sola línea y amplia, la gente le llamó de esta forma.

También tuvo un nombre más real, Calle de la ermita Veracruz, nombre que se generó en el siglo XVI muy cercano a la fundación de Santa Marta. La ermita era una iglesia fuera del rango urbano de la ciudad, en la parte boscosa, estuvo ubicada al borde de la calle 17, aún no se conoce con exactitud el lugar, pero se dice que pudo haber estado en la carrera primera y segunda.

Hasta finales del siglo XVIII existían las carreras: Callejón Real, hoy la carrera cuarta; Calle del Río, Callejón del Seminario, Callejón del Cuartel, la carrera segunda; por esta carrera pasaba el río, y de acuerdo con el punto cambiaba de nombre, y El Camellón, la carrera primera.

En 1820 se formaron las siguientes calles, la 18 es calle del Pozo Madrid, y hace referencia a la cercanía de la laguna que desecó el exgobernador José Francisco Madrid, y por eso toma el nombre del apellido.

En el siglo XX, la hoy calle 19, llamada Tumbacuatro, lleva por nombre a un juego que se practicó allí por parte de los vendedores públicos del Mercado, y está asociada a la dinámica donde tomaban una cuerda y en la calle de oriente a occidente corrían con las cuerdas y arrollaban al que tuvieran en la mitad, era un juego arbitrario y tanto peligroso, pero siempre tumban a cuatro o más personas practicando el juego.

En esa misma calle en 1890 se inauguró el Panóptico Municipal, uno de los edificios emblemáticos de esta calle, en el cual ahora funciona el colegio Hugo J. Bermúdez, en su época de penal se le llamaba coloquialmente “la casa de las catorceventanas”, pues en su fachada, como pueden ver en nuestro logotipo, tiene una serie de ventanas altas y adustas que representaban la calidad de presido de hace mucho tiempo.

La calle 20 lleva por nombre San Antonio, es llamada así por una antigua batería militar que había en el lugar, y que los españoles eran dados a utilizar el armamento por nombres de santos. A principio del siglo XIX se ubicó la artillería con el desplazamiento de los cañones, dando por nombre San Antonio.

Calle Burechito o 21 asocia la dinámica de la plazoleta cuando fue Plaza del Mercado, porque donde hoy queda el colegio Bureche, traían desde allá hasta la calle 18 ganados en piel y los sacrificaban para ser llevados hasta la plaza.

La calle 22 tiene por nombre Santa Rita, y su origen van ligado a una plaza que ya no existe, y quedó justamente entre la carrera segunda y tercera, con calle 22 y 21. Quizás algún gobernador de la época decidió venderla o destruirla, porque desapareció del espacio donde celebraban las fiestas precisamente de la Santa Rita, que era su imagen religiosa y las fiestas se celebraban en la calle que quedó con el nombre y donde se encuentra la iglesia San Juan de Dios.

carreras

En cuanto a las carreras actuales, solo existían tres hasta finales del siglo XVIII y apenas se perfilaba la carrera cuarta o Callejón Real. La carrera segunda actual tomaba el nombre del brazo del río que recorría antiguamente su rumbo; por lo tanto se llamaba Calle del Río hasta la Calle Grande. Luego, tomaba el nombre de Callejón del Seminario. Más adelante se conocía como Callejón del Cuartel, pues pasaba por el viejo Comando de Infantería, construido en 1792 por don Antonio Marchante, el mismo que construyó la Catedral actual.

Frente al Cuartel se formó la segunda plaza importante de la ciudad, la Plaza de Armas, rebautizada desde 1827 como Plaza de la Constitución y actualmente Parque de Bolívar, porque en su costado noreste está la Casa de la Aduana.

A principios del presente siglo, la ciudad tenía todavía como centro la Plaza de San Francisco, con el viejo mercado construido en 1881, durante la gobernación de José María Campo Serrano, aprovechando los cimientos de una edificación escolar. A su alrededor, en el callejón de la actual carrera 5a se reunían los carruajes arrastrados por mulas y burros. O los primeros carros que se estacionaban en la Plaza para el servicio del público, por eso lleva por nombre Avenida Campo Serrano.

Construcciones coloniales

De las construcciones coloniales urbanas vale la pena destacar, por su riqueza arquitectónica e histórica, tres inmuebles: la Catedral, la Casa de la Aduana y el Seminario San Juan Nepomuceno. La construcción de la Catedral se inició en 1766 y se terminó en 1794, pero oficialmente su funcionamiento inició dos años después. En la Catedral reposaron los restos del Libertador Bolívar por algunos años y desde mediados del siglo XX se guardan los restos del Fundador Rodrigo de Bastidas.

La Casa de la Aduana fue construida en la década de 1730 por los hermanos Domingo y José Nicolás Jimeno. Allí se alojó el Libertador entre en el año 1830 y, luego de su muerte, fue llevado de nuevo a esta casa donde lo velaron en cámara ardiente del 17 al 20 de diciembre.

Por su parte, la construcción del Seminario San Juan Nepomuceno duró más de 140 años, pues se inició en 1671 con unos modestos cuartos y luego de múltiples problemas fue terminado en 1811. Este edificio sirvió de sede de la Universidad del Magdalena e istmo en los primeros años de la Independencia y ha seguido siendo un centro cultural y académico de la ciudad.

Cuando se define el Centro Histórico, se reúnen ciertas condiciones con estudios antitécnicos que el Distrito tuvo que haber hecho, para determinar y limitar que de acuerdo con la dinámica histórica de la ciudad correspondería a lo sucedido en las calles ya en mención hasta la Santa Rita.

Referencias

Wilfredo Padilla Pinedo, historiador y labora en el Museo Etnográfico de la Universidad del Magdalena, vicerrectoría de extensión y proyección social.

Más Noticias de esta sección

Publicidad