“Santa Marta, un eslabón clave en la Colombia moderna”

María Claudia Lacouture, Ministra de Comercio

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Font Size
Profesional en su labor y fiel a sus raíces costeñas, María Claudia Lacouture ha demostrado que en cuestión de temas de comercio exterior es una ficha clave en el actual Gobierno, y con ello la región Caribe, en especial su tierra samaria, gana un importante impulso hacia su desarrollo.

María Claudia Lacouture lleva vinculada casi dos décadas sumergida en temas de comercio internacional dentro del gobierno colombiano. Su papel desde la creación de Procolombia para promocionar la imagen del país en el exterior, la catapultó como uno de los elementos claves dentro del grupo de colaboradores del presidente Santos, primero en campaña y ahora como Ministra de Comercio.

Bajo ese cargo tiene la responsabilidad de llevar a Colombia a posicionarse dentro de los mercados internacionales, en especial a su terruño caribeño, Santa Marta, la ciudad que la vio nacer y que espera aportar con su gestión para el desarrollo que ella requiere.

Lleva dos meses al frente del Ministerio, ¿cómo se ha sentido en el cargo?
Muy bien, han sido dos meses intensos y hemos trazado la ruta que seguiremos de aquí a 2018 para tener una Colombia moderna y productiva que se traduzca en beneficios para los empresarios del país, especialmente en el escenario de posconflicto que ya estamos viviendo y por esa vía generar empleo a los colombianos en todas las regiones.

¿Qué recuerdos lleva de la Santa Marta de su infancia?
Recuerdos de mi familia, anécdotas que todos los días me recuerdan lo importante de los valores y la calidez, los aromas que arrastran las brisas marinas, la sensación fresca que baja de la Sierra Nevada y sobre todo, la importancia de la paz que se siente con el mar.

Ahora, como Ministra, ¿cómo cree que le va a la ciudad en su progreso y desarrollo?
Santa Marta es un eslabón clave en la Colombia moderna que estamos construyendo, de gran relevancia para el turismo, sector número uno en la generación de fuentes de trabajo. Este, junto con el de servicios y el agropecuario, le dan dinamismo a la economía regional. Hay dos factores que inciden en su desarrollo: la inflación de la ciudad (4,5% en junio pasado) que está por debajo del promedio nacional y las exportaciones, a diferencia del resto del país, van en aumento (25,2% de enero a mayo de 2016).

Los datos de ventas externas obedecen, en gran medida, a que el 94% de las del Magdalena depende de los bienes no mineros energéticos, cuyos despachos al exterior registraron un crecimiento del 17,8%. El 74% de las exportaciones del departamento está concentrado en bananos y en aceite de palma, siendo los Países Bajos el primer destino de esa oferta de bienes.

La vocación de una ciudad como Santa Marta es netamente relacionada con el turismo, ¿qué debe mejorar el Distrito para ser el destino más visitado en Colombia?
Santa Marta ha ganado posicionamiento como destino internacional. Podemos avanzar más si fortalecemos la articulación entre los gobiernos Nacional y Regional con el sector privado. En el posconflicto, los empresarios que venden los destinos turísticos deberán concentrar sus esfuerzos en generar paquetes competitivos para el fortalecimiento internacional.

El nuevo aeropuerto facilitará la llegada de viajeros del exterior. Además, ProColombia tiene en la promoción internacional a Santa Marta como uno de los principales destinos de sol y playa, incorporando a la ciudad en la primera Ruta Mágica de turismo en ese segmento. Las recientes inversiones en infraestructura como la recuperación del Centro Histórico y la construcción de La Marina han contribuido a que la ciudad avance tanto como destino vacacional, así como de eventos y reuniones.

¿Usted cree que la exportación del carbón es compatible con la actividad del turismo, por qué?
No existe ningún riesgo para la salud de los turistas en las playas de Santa Marta atribuible a la presencia del carbón. Esa es la conclusión a la que llegó el estudio de “Caracterización del contenido de minerales (carbón) en cinco playas del sector costero del Distrito de Santa Marta”, realizado por SGS Colombia con el acompañamiento técnico y control de muestras a cargo de la Universidad del Magdalena.

Este análisis científico descartó la presencia del polvillo del carbón en la arena de las playas de El Rodadero, Playa Blanca, Bello Horizonte, Don Jaca y Los Cocos del Distrito turístico.

Desde el Ministerio, ¿qué proyectos tiene para la ciudad y el departamento en materia de fortalecimiento de la actividad del turismo?
El Ministerio tiene en marcha varios proyectos de infraestructura turística en Santa Marta por valor de $25.580 millones. Entre ellos está la restauración del Teatro Santa Marta, la señalización turística peatonal y vehicular en el Centro Histórico, la recuperación del frente marino de La Bahía, y el mejoramiento de la calidad del espacio público.

A nivel departamental, la iniciativa más importante es el circuito turístico de los pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande, cuya inversión es de $12.795 millones. Es un proyecto fundamental para generar empleo a los lancheros, a los guías turísticos, a los vendedores de artesanías, de dulces y de frutas, por mencionar algunos.

¿Cuáles serán los renglones del Magdalena que se priorizarán en el proyecto de la regionalización que adelanta el Ministerio?
Adelantamos un trabajo de análisis detallado sobre los bienes y servicios claves para el desarrollo del departamento. Uno de los sectores en el cual seguiremos enfocándonos es en el agroindustrial, ya que Magdalena cuenta con tres actividades de gran relevancia como el aceite de palma, el café y las frutas.
Por otro lado, también existe un alto potencial en el caucho, en maquinaria para alimentos y bebidas, al igual que en grasas y aceites animales o vegetales. Sin duda, el turismo es la actividad de mayor peso en el progreso de la región, toda vez que sus destinos son únicos en el mundo. ProColombia y Fontur seguirán siendo el brazo principal para impulsar la competitividad del sector.

En la integración de las tres capitales portuarias del Caribe colombiano para promover la inversión extranjera, ¿qué papel cumple Santa Marta en esa oferta?
Los puertos y las zonas francas que se ubican en la región y la forma como se complementan para los diferentes tipos de industria, son el atractivo de la región Caribe. Mientras que por las terminales marítimas de Cartagena y Barranquilla, que atienden todo tipo de carga, se despacha en gran medida petróleo y sus derivados, por el Puerto de Santa Marta se exportan bienes no mineros energéticos como banano, café y aceite de coco, entre otros. Además, este puerto cuenta con un calado natural que favorece el arribo de grandes barcos. A esto se suma el hecho de contar con diferentes formas de transporte como el aéreo, el terrestre, el fluvial, el marítimo y el férreo.

El hecho de estar ubicada en las faldas de la Sierra Nevada permite a Santa Marta tener un relieve importante que va desde cero metros sobre el nivel del mar hasta los 5.775 metros, así como bajos índices de salinidad, humedad relativa y densidad de lluvias durante el año. Estos factores son clave para los procesos productivos y el establecimiento de nuevas empresas.

Para poder ser fuertes competidores con nuestros productos necesitamos un aeropuerto que tenga mejor proyección y ubicación que el actual, desde el Ministerio, ¿cómo podría Santa Marta acceder a tener un nuevo aeropuerto con todas las de la ley?
Las obras de modernización del Aeropuerto Simón Bolívar de Santa Marta comprenden una nueva pista que tendrá una longitud de 2.200 metros, con capacidad para atender vuelos internacionales y aviones más grandes. La terminal de pasajeros se ensanchará de 6.200 a 12.735 metros cuadrados, mientras que el parqueadero será de 5.200 metros cuadrados. También se instalarán cinco bandas de equipaje y habrá una nueva torre de control.
La nueva terminal aérea incorpora conceptos modernos como el de la bioclimática, mediante el cual se aprovecha al máximo la ventilación e iluminación natural, lo que permite controlar los costos y gastos en materia de energía. Además, tendrá cuatro posiciones para aeronaves y amplias salas de espera y abordaje. Incorpora las últimas tecnologías en cuanto al sistema de manejo, selección de equipajes y la entrega y recibo de estos en todos los corredores del aeropuerto.

Fontur es uno de las entidades que tienen a su cargo las obras del Teatro Santa Marta. Desde el principio se estableció que sería una remodelación; ahora han tumbado todo el teatro, patrimonio del Distrito. ¿Qué va a pasar con este inmueble emblemático para la ciudad?
La demolición del teatro será parcial. La intervención aprobada por el Ministerio de Cultura incluye la ampliación y adecuación de la obra con reforzamiento estructural y la restauración integral.

La inversión que demanda el proyecto supera los $ 22.100 millones, de los cuales $13.640 millones se ejecutarán en la primera etapa. De estos recursos, el Mincomercio, a través de Fontur, aportará más de $10 mil millones y el Ministerio de Cultura $3.500 millones para la ejecución de la fase inicial. El teatro contará con un aforo de 800 sillas que permitirá mayor diversidad en los espectáculos que se presenten y la posibilidad de acoger eventos internacionales, asegurando la ocupación y autosostenibilidad del mismo.

Al finalizar su gestión cuál piensa usted, ¿cuál diría que sería su mayor logro en beneficio de Santa Marta y el Magdalena?
Al igual que en el resto del país, consolidar a la región como exportadora de bienes no mineros, fortalecer la productividad y la inserción en cadenas globales de valor y que gracias al posconflicto aumenten los viajeros internacionales que llegarán a conocer la belleza de la región con el correspondiente impacto positivo en la economía del departamento.

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Lateral_300x600
Publicidad