ONU denuncia asesinatos de manifestantes por grupos desconocidos en Irak

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
 (EFE).- La misión de la ONU en Irak (UNAMI) denunció este miércoles una serie de asesinatos y secuestros por grupos desconocidos de personas que participan en las protestas iniciadas en octubre para pedir más servicios básicos, por lo que pidió a las autoridades que les identifiquen lo antes posible.


"Grupos a los que la gente se refiere como 'milicias', 'terceras partes desconocidas', 'entidades armadas', 'criminales' y 'saboteadores' son responsables de los asesinatos deliberados y secuestros de manifestantes", alertó la UNAMI en un informe sobre las protestas.

El estudio, basado en 183 entrevistas realizadas entre el 5 de noviembre y el 8 de diciembre, sale a la luz apenas unos días después de que un ataque armado por parte de hombres desconocidos que llegaron en todoterrenos a una plaza capitalina causase la muerte de 23 manifestantes y más de 130 heridos.

Sólo entre el 27 y el 30 de noviembre, milicianos presuntamente afiliados al grupo progubernamental chií Multitud Popular mataron aparentemente a tiros a 27 manifestantes en Nayaf (sur) después de que éstos trataran de prender fuego a un templo, destaca el informe.

Así las cosas, la UNAMI llamó al Gobierno iraquí a identificar a estos grupos "sin dilación" y llevarles ante la Justicia, además de proteger a los manifestantes pacíficos de la violencia de "actores armados que operan fuera del control del Estado".

Para ello, pidió la cooperación de los propios participantes en las protestas y recordó que los actos de pandilleros, que emanan de lealtades externas, políticamente motivados o que pretenden saldar cuentas están llevando a Irak por un camino "peligroso".

En cuanto a la actuación de las fuerzas de seguridad, la misión de Naciones Unidas documentó varios casos en los que éstas dispararon con fuego real a grupos de manifestantes.

Sólo en el periodo de poco más de un mes que abarca el informe se registraron 170 muertos y casi 2.300 heridos, si bien la UNAMI ha advertido de que se trata de un balance "preliminar", puesto que las autoridades iraquíes han decidido vetarle la entrada a hospitales y el acceso a las cifras oficiales de víctimas desde centros médicos.

Las protestas iniciadas el 1 de octubre para pedir más servicios básicos y menos corrupción, que han llevado a la dimisión del primer ministro, Adel Abdelmahdi, y causado una grave crisis política, dejan ya cientos de fallecidos y miles de heridos, en su mayoría por la represión policial. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad