Un militar saudí mata tres personas en base de EE UU

En el tiroteo resultaron heridas otras siete personas, entre ellos, dos integrantes de la oficina del alguacil, cuyas vidas no corren peligro.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El tiroteo estalló en un edificio de la base donde están las aulas de clase y abarcó dos de sus plantas.

Miami (EFE).- Las autoridades tratan de determinar el móvil del integrante de la Fuerza Aérea saudí que estudiaba en una base aeronaval de Florida y mató a tiros a tres personas, antes de morir por disparos de un policía.

El gobernador del estado, Ron DeSantis, que se desplazó a la Estación Aérea Naval de Pensacola, en el noroeste de Florida, confirmó la nacionalidad del atacante y señaló que al tratarse de un extranjero "la investigación va a ser diferente".

Citando fuentes militares, medios de prensa han identificado al autor del tiroteo como el teniente saudí Mohammed Saeed Alshamrani, quien fue dado de baja por un integrante de la oficina del alguacil del condado Escambia, al que pertenece Pensacola, que está a más de mil kilómetros de Miami.

DeSantis precisó que el Buró Federal de Investigaciones, FBI, está a cargo de la investigación y que será esa agencia federal la que responda los interrogantes del ataque de un extranjero en suelo estadounidense.

En ese sentido, el congresista republicano por Florida Matt Gaetz señaló en Twitter que está trabajando con los departamentos de Defensa y de Estado para "asegurar que haya una investigación extrema para las personas que vienen a nuestro país y se entrenan en nuestras bases".

"Los días que vienen van a ser difíciles", indicó por su parte el capitán Timothy Kinsella Jr., comandante de la base, quien no quiso precisar a la prensa si el tiroteo será investigado como un ataque terrorista.

Las autoridades locales reunidas en Pensacola han expresado durante varias conferencias de prensa el horror que vivieron al llegar a la escena del tiroteo, pero no han querido ofrecer muchos detalles sobre el saudí ni sobre los otros tres muertos.
Publicidad