El PT comienza a trazar la oposición a Bolsonaro alentado por Lula

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
(EFE).- El opositor Partido de los Trabajadores (PT) inició este viernes en Sao Paulo su Congreso Nacional alentado por el retorno a la vida política del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva tras pasar un año y siete meses en prisión y con el objetivo de trazar la oposición al Gobierno de Jair Bolsonaro.


El PT trata de unir fuerzas bajo el paraguas de su máximo líder y ya mira hacia las elecciones de 2020, que servirá de termómetro para calibrar la salud de la formación progresista tras el desgaste de las elecciones presidenciales de octubre del año pasado y de varios escándalos de corrupción.

El reencuentro de Lula con el Partido de los Trabajadores ha insuflado los ánimos de sus correligionarios y allana el camino para definir la estrategia política de cara al próximo año, según dijo a Efe el diputado Paulo Pimenta.

El partido confía en que la vuelta de Lula después de 580 días en prisión por corrupción pasiva y blanqueo de capitales pueda reunificar a una oposición adormecida desde la llegada al poder de Bolsonaro, líder de la ultraderecha brasileña y quien pretende crear un nuevo partido a su medida, conservador, religioso y liberal.

"El PT está en un momento de reafirmación de su papel, en una coyuntura la actual, de defensa de las políticas públicas. El PT se consolida como alternativa y como oposición" a Bolsonaro, agregó Pimenta.

- EL AGRAVAMIENTO DE LA CRISIS EN LATINOAMÉRICA

Además de la definición de la estrategia política y la lucha por los derechos de los trabajadores, el Congreso del PT, que reúne a 800 delegados del partido entre este viernes y el domingo, abordó el "agravamiento de la crisis" en Latinoamérica.

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero se refirió concretamente a la situación de Bolivia tras la renuncia forzada de Evo Morales, la cual calificó de "golpe de Estado".

"No podemos callar contra lo que es un golpe de Estado. Si hoy dejamos que esto pase en Bolivia, puede pasar en todos los sitios", declaró Zapatero durante una conferencia sobre democracia celebrada en el marco del séptimo Congreso Nacional del PT.

Pese a la invitación de Morales, Zapatero recalcó que no ejercerá de mediador en el conflicto político y social que vive el país sudamericano, uno de los más graves de su historia reciente, desde que el día después de los comicios del 20 de octubre comenzaron las denuncias de fraude a favor del mandatario.

"No, no (mediaré en Bolivia como lo hice en Venezuela). Como tantas personas en el mundo estamos preocupados, sensibilizados, aportamos nuestra opinión y nuestra ayuda. Quienes pueden (mediar) son las organizaciones internacionales y los gobiernos", dijo Zapatero en un extracto de una entrevista concedida a EFE.

Al igual que Zapatero y otros dirigentes del PT, el exministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Taiana, pidió la unidad de las fuerzas progresistas de Latinoamérica y celebró la victoria del peronista Alberto Fernández en Argentina, lo que, a su juicio, supuso la derrota en las urnas del "proyecto neoliberal" de Mauricio Macri.

Taiana, diputado del Parlamento del Mercosur, afirmó que la "crisis de la democracia liberal está vinculada a sus pecados", entre los que citó la "destrucción de un Estado de bienestar que permitió vivir en paz y armonía".

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff (2011-2016), por su parte, denunció la "brutal concentración de renta" en Latinoamérica como consecuencia del neoliberalismo, mientras que el excandidato presidencial Fernando Haddad confió en la consolidación del "rechazo a las políticas neoliberales más crueles" que "maltratan" a los trabajadores. EFE

Más Noticias de esta sección

Publicidad